Córdoba se sumó al Plan "Argentina Contra el Hambre"

El ministro Daniel Arroyo, y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, firmaron hoy el convenio para la implementación de la tarjeta alimentaria en esa provincia. También participó el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.


El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, firmaron hoy el convenio para la implementación de la tarjeta alimentaria en todo el territorio provincial, dentro del marco del Plan Nacional Integral "Argentina Contra el Hambre". También participó el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

“Mi tarea como ministro es que haya menos pobreza y que haya movilidad social ascendente”, recalcó Arroyo, quien además reiteró: “No puede haber hambre en la Argentina”.

En Córdoba se entregarán 116 mil tarjetas Alimentar, que beneficiarán a unas 217 mil personas e inyectarán 588 millones de pesos mensuales a la economía local. “Este plan tiene tres objetivos centrales: que todos coman bien; fomentar el desarrollo local y regional, y generar empleo en el marco de la economía popular y la agricultura familiar”, detalló el ministro.

El gobernador Schiaretti, por su parte, manifestó: “Tenemos la voluntad de trabajar para que los más humildes puedan tener el alimento en su mesa. Porque no hay justicia social por el derrame del mercado, sino que debe hacerla el Estado”.

Del acto, que tuvo lugar en el auditorio del Centro Cívico del Bicentenario, participaron también el vicegobernador Manuel Calvo; más de 300 intendentes y presidentes de comunas locales; legisladores provinciales y nacionales; representantes de cámaras empresarias, comerciantes y organizaciones sociales.

En la oportunidad, el gobierno de la provincia de Córdoba firmó convenios complementarios de adhesión con cámaras de empresarios y comerciantes, para la confección de una canasta de 20 productos alimenticios, en su mayoría de origen cordobés. Además, se estableció mantener el precio de los productos por el término de sesenta días. Otro acuerdo similar se firmó con la Asociación de Frigoríficos Industriales de la Carne local para formalizar un descuento sobre el precio de venta al público.

En tanto, la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba acordó la colaboración con la Escuela de Nutrición, mientras que los intendentes se comprometieron a realizar un adecuado control sobre la implementación de la tarjeta y a colaborar en la capacitación de la ciudadanía.

La Tarjeta Alimentar está destinada a madres y padres con hijos de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH. La misma establece un monto de entre 4 mil y 6 mil pesos mensuales para comprar todo tipo de alimentos, excepto bebidas alcohólicas.