Conversatorio en memoria de la Noche de las Corbatas

En el marco del Día Nacional del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación realizó un conversatorio para pensar el rol de los abogados durante la última dictadura cívico-militar, la importancia en el campo popular de quienes hoy ejercen la profesión, y los avances y desafíos en la construcción colectiva respecto al lugar que ocuparon y ocupan las mujeres.


A lo largo de una hora, abogados, abogadas y militantes trazaron un recorrido entre el pasado y el presente para abordar desde miradas e historias personales la construcción de una memoria colectiva.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, fue el encargado de inaugurar la charla, cuyo objetivo fue recordar los 43 años de la “Noche de las Corbatas”. “No debemos olvidar que la última dictadura ejerció la persecución a trabajadores, fundamentado en la instalación de un modelo económico liberal”.

En esta misma línea, el director del Observatorio de Derechos Humanos del Senado de la Nación, Martín Fresneda, destacó la importancia de la Ley de Contrato de Trabajo, que legitimó derechos ya alcanzados por el movimiento obrero. “Cada vez que asume un gobierno liberal quiere modificar esta ley; es así que vale la pena este ejercicio de memoria que hoy estamos realizando en tanto dialogue con el presente de cada uno de nosotros y de nuestra sociedad”.

Por su parte, María Coronel, coordinadora general del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos La Escuelita de Famaillá, provincia de Tucumán, recordó a su madre, abogada detenida desaparecida y su legado, y al respecto señaló: “Lo que destaco como idea de justicia es una construcción colectiva que trascendió a través de agrupaciones como HIJOS, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo”.

El rol de las mujeres y la visibilización de sus derechos durante la última dictadura fue otro de los temas que se abordaron a lo largo de este encuentro. En este sentido, Viviana Beigel, abogada querellante en delitos de lesa humanidad e integrante del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de Mendoza señaló: “Quiero recordar a las abogadas detenidas y desaparecidas porque ellas criticaron la división sexual del trabajo y no sólo fueron catalogadas como apátridas por los represores, sino también reprimidas y disciplinadas por su género, a través de abusos, violaciones y la apropiación de sus hijos e hijas”.

En tanto, Gloria León, abogada querellante en juicios por delitos de lesa humanidad, en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación en Mar del Plata hizo hincapié en la necesidad de continuar trabajando en la defensa de los trabajadores como una forma de homenaje a los abogados y abogadas que fueron detenidos y desaparecidos. “No alcanza con que los recordemos una sola vez al año”, definió.

Por último, el abogado querellante en juicios de lesa humanidad en el Pablo Llonto, que se desempeña en el ámbito de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires pidió “rescatar el compromiso militante de esos abogados y abogadas que sacaron el estudio a la calle y lo llevaron a las marchas y a las cárceles”.

En encuentro fue moderado por Paula Álvarez Carreras, coordinadora del Cuerpo de Abogades Querellantes de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.