Convenios vitivinícolas permitirán registrar 75.000 trabajadores

El ministro de Trabajo Carlos Tomada presidió junto a la secretaria de Seguridad Social Ofelia Cédola, el lunes 19 de marzo, un acto en la sede de la cartera laboral, donde se homologaron los Convenios de Corresponsabilidad Gremial (CCG) para la actividad de cosecha vitivinícola de Mendoza y San Juan, y se suscribió un convenio para la misma actividad en la provincia de Río Negro. La entrada en vigencia de estos convenios permite el registro de 75.000 trabajadores de la cosecha y recolección de uvas destinadas a la elaboración de vinos.


El ministro de Trabajo Carlos Tomada presidió junto a la secretaria de Seguridad Social Ofelia Cédola, el lunes 19 de marzo, un acto en la sede de la cartera laboral, donde se homologaron los Convenios de Corresponsabilidad Gremial (CCG) para la actividad de cosecha vitivinícola de Mendoza y San Juan, y se suscribió un convenio para la misma actividad en la provincia de Río Negro. La entrada en vigencia de estos convenios permite el registro de 75.000 trabajadores de la cosecha y recolección de uvas destinadas a la elaboración de vinos.

La secretaria de Seguridad Social homologó los CCG subscriptos en las provincias de Mendoza y San Juan. Mientras que, el Gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, junto con los representantes de la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines, las Cámaras de productores y el Instituto Nacional de Vitivinicultura, suscribirán un convenio para la actividad en la provincia de Río Negro.

Participaron del acto, que se llevó a cabo en el Salón Islas Malvinas de la cartera laboral el ministro de Agricultura Norberto Yahuar, el gobernador de Mendoza Francisco Pérez, el gobernador de San Juan José Luis Gioja,

representantes de trabajadores y productores de la actividad, y distintas autoridades nacionales y provinciales.

La inclusión de todos los trabajadores al trabajo registrado es prioridad en esta etapa de sintonía fina. Los CCG, subscriptos entre entidades representativas de trabajadores y productores, permiten el acceso a los distintos subsistemas de la seguridad social del trabajador y su familia: obra social, jubilaciones y pensiones, asignaciones familiares, cobertura por riesgos del trabajo y seguro por desempleo.

La participación activa de las entidades gremiales y de productores, y el compromiso de los gobiernos provinciales garantiza su resultado.

La flexibilidad del instrumento permite adaptarlo a las características propias de las economías regionales: se reemplaza el pago mensual de aportes y contribuciones por una tarifa sustitutiva adecuada a cada ciclo productivo. Para su recaudación, las partes designan un Agente de Retención, que la ingresa a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para su distribución entre los distintos subsistemas.

El sector rural, donde se desempeñan más de 1.200.000 trabajadores, constituye históricamente uno de los más postergados. La alta rotación y la estacionalidad de las tareas, sumado al componente cultural de naturalización de la informalidad de los distintos sectores, dificultan su registración. Si bien aún resta que se suscriban convenios en las demás provincias donde se realiza este tipo de actividad, con la homologación de los convenios de Mendoza y San Juan y la firma del de Río Negro, se alcanza al 94% de los trabajadores del sector.

Actualmente, se encuentran firmados y en vigencia los convenios de tabaco virginia, de la actividad forestal y multiproducto en la provincia del Chaco y de la actividad frutihortícola de la provincia de San Juan. Así también, están en estado avanzado de negociación convenios para los sectores yerbatero en las provincias de Misiones y Corrientes; frutihortícola en Salta y Corrientes; tabacalero en Jujuy y Salta; y manzana y pera en Neuquén y Rio Negro.