Convenio entre Frederic, Losardo y Cabandié para la Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales con los Pueblos Originarios

En el marco del Consejo de Seguridad Interior que se está llevando a cabo en la ciudad de San Miguel de Tucumán, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, firmó un Acta Acuerdo con sus pares de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.


A través de este convenio, los funcionarios nacionales acordaron constituir el “Mecanismo de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales con los Pueblos Originarios”. El Convenio pretende velar por las obligaciones emanadas de las normativas locales y los convenios y tratados internacionales respecto de los derechos de los pueblos originarios: la protección del ambiente; la preservación de recursos naturales de las tierras; la consulta y participación de los pueblos originarios en los temas que afecten los recursos de dichas tierras y la preservación de la propiedad de las tierras reconocidas tanto en términos individuales como colectivos, entre otros puntos.

“El convenio que acabamos de firmar es un acta de compromiso entre los ministerios de Seguridad, de Justicia, de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas para conformar una mesa de diálogo que tenga una visión sobre la problemática mapuche que atienda los reclamos y las deudas que tiene el Estado Nacional sobre éstos”, aseguró la ministra Frederic.

Este Mecanismo estará integrado por al menos un representante titular y un suplente de los siguientes organismos: el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos humanos; la Administración de Parques Nacionales dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de la Subsecretaría de Programación Federal y Articulación Legislativa del Ministerio de Seguridad de la Nación.

“Las comunidades originarias exigen la protección de sus derechos y nosotros estamos obligados a trabajar en ese sentido. La falta de diálogo en el abordaje de problemáticas derivadas de derechos territoriales ha contribuido a un ambiente de enfrentamiento entre hermanos, con consecuencias lamentables. Vamos a introducir aquí la mediación, que sabemos da excelentes resultados, y que es la herramienta idónea para debatir ideas y arribar a soluciones equitativas, útiles y sobre todo pacíficas”, señaló la ministra Losardo. Luego, concluyó: “Debemos trabajar desde el Estado junto con las comunidades indígenas en el ejercicio de sus derechos y en las garantías constitucionales inherentes a sus necesidades básicas”.

Asimismo, el Convenio establece que este Mecanismo de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales con los Pueblos Originarios se podrá constituir a pedido de alguna de los organismos que lo integran o a solicitud de uno o más gobiernos provinciales, quienes adherirán por acta complementaria.

Respecto del convenio interministerial, la titular de la Cartera de Seguridad en nuestro país explicó: “Es un acta de compromiso para entablar un diálogo. Ayer tuvimos una reunión muy importante con referentes y expertos, que contribuyó para que los ministros de Chubut y Río Negro aceptaran la importancia de ampliar la mirada sobre el problema”.

A su vez, se podrá invitar a otros actores gubernamentales y no gubernamentales nacionales y/o internacionales así como a especialistas en la materia para participar de la elaboración e implementación de las acciones que resulten del funcionamiento del Mecanismo.

Por otra parte, también se determina que el Mecanismo de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales con los Pueblos Originarios elaborará dentro de los 30 días de firmado, un protocolo básico de actuación que será la base de funcionamiento de cada situación que les sea puesta a consideración.

La importancia de este Convenio inter-ministerial radica en que la vinculación entre los firmantes permitirá generar instancias de resolución de conflictos de manera articulada y dialógica, promoviendo espacios de entendimiento que eviten la vulneración de los derechos de los pueblos originarios. La reivindicación de un instrumento como el Convenio 169 de la OIT constituye un paso significativo en las formas de relación entre organismos del Estado y los pueblos originarios. El Mecanismo, de hecho, desplaza al Estado de la mera acción sobre territorios y/o grupos sociales para convertirlo en un espacio de diálogo, negociación y acuerdo que garantice y preserve el acceso a derechos, lo que constituye un avance relevante para el respeto de los pactos preexistentes que invoca la Constitución Nacional así como para la reivindicación del carácter diverso e intercultural de la población argentina.