Continúa la entrega de la tarjeta alimentaria en el conurbano bonaerense

El ministro Daniel Arroyo, recorrió hoy junto al intendente Fernando Moreira el operativo de entrega de las tarjetas Alimentar en el partido de San Martín.


El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, recorrió junto al intendente Fernando Moreira el operativo de entrega de las tarjetas Alimentar en el partido de San Martín. Allí se otorgarán un total de 11.400 plásticos.

“Tenemos como tarea garantizar que haya menos pobreza y lograr movilidad social ascendente, pero primero todos tenemos que lograr un compromiso que se extienda en el tiempo: no puede haber hambre en la Argentina”, manifestó Arroyo y destacó que “trabajamos con este plan que tiene como ejes que todos coman bien, generar una política de empleo en el marco de la economía popular y la agricultura familiar y fomentar el desarrollo local”.

En tanto, el intendente de San Martín afirmó que “este programa es muy importante porque está dirigido a sectores muy vulnerables de la población a quienes le cuesta llevar comida a su mesa todos los días, algo que no puede ocurrir y por eso estamos comprometidos en esta lucha”.

Luego, Arroyo y Moreira –junto con el secretario de Desarrollo Social del municipio, Oscar Minteguía— visitaron el almacén de consumo popular que se instaló para que las familias puedan adquirir alimentos saludables de productores locales de la economía popular y la agricultura familiar a precios promocionales.

La Tarjeta Alimentar está destinada a la compra de alimentos, excepto bebidas alcohólicas, y no permite extraer dinero. La reciben madres y padres con niños y niñas menores de 6 años con Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los 3 meses que reciben la Asignación por Embarazo, y personas con discapacidad que reciben AUH. Tiene dos montos: 4000 pesos para familias con un hijo o hija y 6.000 pesos dos o más, que se recargan el tercer viernes de cada mes.

En la provincia de Buenos Aires se distribuirán un total de 557.000 tarjetas, lo que implica una asistencia que alcanzará a un millón de niños y una inyección de 2.830 millones de pesos mensuales en el mercado local.