Presidencia de la Nación

Continúa la difusión provincial de las convocatorias abiertas a proyectos de tecnología e innovación social

En La Pampa, Salta y Córdoba, al igual que anteriormente en San Juan, se realizaron encuentros virtuales para dar a conocer las oportunidades de financiamiento a “Proyectos de Tecnologías para la Inclusión Social” y “Proyectos Asociativos de Diseño”.


El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, a través del Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social de la Subsecretaría de Políticas en CTI, continúa realizando charlas informativas sobre dos convocatorias abiertas para proyectos de carácter asociativo que permitan aportar soluciones de base científico tecnológica a problemáticas sociales y productivas.

“Convocamos a actores de la sociedad civil para que puedan vincularse con organismos de ciencia y tecnología para la resolución de problemas en el territorio, con la idea, además, de que esas asociaciones puedan crecer y mantenerse en el tiempo”, señaló la subsecretaria de Políticas en CTI, Cecilia Sleiman.

En los “Proyectos de Tecnologías para la Inclusión Social”, el Ministerio otorgará subsidios a municipios de hasta 50.000 habitantes, asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas, entidades sindicales con personería gremial, micro y pequeñas empresas, organizaciones de la sociedad civil debidamente constituidas. La finalidad de la convocatoria es cofinanciar iniciativas orientadas al desarrollo e implementación de soluciones tecnológicas que mejoren la calidad de vida de la población, en las áreas de desarrollo productivo, agricultura familiar, hábitat social, discapacidad o salud.

Por otro lado, con los “Proyectos Asociativos de Diseño” se cofinanciarán iniciativas cuya finalidad sea la incorporación del diseño como factor estratégico de innovación en pequeñas unidades productivas, microemprendimientos, cooperativas, y empresas recuperadas y autogestionadas por sus trabajadores/as. “Entendemos al diseño como una disciplina que agrega valor a las unidades productivas de los trabajadores”, explicó Patricia Esper, coordinadora del Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social.

Las postulaciones seleccionadas en cada una de las convocatorias recibirán un subsidio de hasta $1.500.000. El Ministerio cofinanciará hasta el 70% del costo total, debiendo la contraparte aportar el 30% restante. La presentación de las ideas proyecto podrá realizarse hasta el 27 de agosto de 2021 inclusive.

En ambos llamados, las entidades solicitantes deberán conformar un núcleo asociativo, el cual tendrá que estar integrado por una o más de las organizaciones ya mencionadas y, al menos, un organismo del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, como universidades, centros o institutos de investigación, terciarios o escuelas especializadas, u organizaciones que posean áreas de investigación y desarrollo tecnológico.

Vale destacar que, en esta oportunidad, se priorizarán aquellas propuestas que se propongan brindar respuestas a las problemáticas que resultan de la pandemia, a las que se encuentren enmarcadas dentro de la política de Estado que constituye el Plan Nacional Argentina contra el Hambre, y a las que presenten equidad de género en sus equipos.

Antecedentes de las convocatorias

Entre 2011 y 2018, se financiaron 285 proyectos mediante los “Proyectos de Tecnologías para la Inclusión Social”. En mayor medida, las entidades beneficiarias han sido asociaciones civiles, cooperativas y municipalidades que se han vinculado con universidades públicas (49%), el INTA (14%), el INTI (11%) y el CONICET (9%). En cuanto a su distribución regional, el 37% de los casos financiados pertenecieron a la región Metropolitana, el 19% al Noroeste Argentino, el 17% a la región Centro, el 11% a la Patagonia, el 10% al Noreste Argentino y, finalmente, el 6% fue de la región cuyana.

En cuanto a los “Proyectos Asociativos de Diseño”, entre 2012 y 2017 se financiaron 111 proyectos, los cuales en su mayoría presentaron asociaciones con universidades públicas (46%) o con el INTI (37%). Con respecto a su distribución regional, el 45% de los casos financiados provinieron de la región Metropolitana, el 15% de la región Centro, el 13% de Cuyo, la misma proporción correspondió al Noroeste Argentino, el 8% fue para el Noreste Argentino, mientras que el 6% restante fue de la Patagonia.

Scroll hacia arriba