Presidencia de la Nación

Continúa el apoyo económico y técnico a organizaciones comunitarias de mujeres y LGBTI+ destinatarias del Programa Producir

La coordinadora del Programa Producir del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Julieta Bonilla, visitó el proyecto productivo Estampida y la cooperativa textil Qué fuega, dos emprendimientos ubicados en la localidad bonaerense de Ituzaingó, que potenciaron la independencia económica de mujeres y LGBTI+ a partir del apoyo técnico y el financiamiento del Programa Producir.


En primer lugar, la funcionaria junto con el equipo técnico del programa, recorrió las instalaciones de Estampida, una organización social comunitaria trans que tiene cinco años de experiencia en producción y comercialización de panificados veganos y trabaja en la Casa Cultural Frida con el objetivo de crear espacios laborales para LGBTI+. Dieron sus primeros pasos con conocimientos básicos de cocina y panadería, trabajan con materiales reciclados y pasaron de vender en la calle y estaciones de tren a hacerlo por las redes sociales y entregar sus productos a domicilio en bicicleta. Además, con su trabajo territorial, lograron convertirse en un punto de referencia para el barrio.

Con el presupuesto otorgado por el Programa Producir conseguirán un mejor nivel de producción, lo que les permitirá alcanzar una estabilidad necesaria para garantizar que los puestos de trabajo sean fijos para todxs lxs trabajadorxs del espacio, ya que en su mayoría cuentan con empleos informales paralelos. Para llegar a dicho objetivo, adquirirán un horno industrial, un freezer, una envasadora al vacío, una minipimer industrial, una mesa de trabajo y una batidora, entre otras herramientas y electrodomésticos presupuestados en el programa. A su vez, para una segunda etapa, se propusieron dar un salto cualitativo a través de establecer redes de apoyo y cuidados mutuos con otras organizaciones de la economía popular. Allí, lxs integrantes de la iniciativa destacaron lo importante que fue para ellxs la cercanía con el MMGyD a partir de la comunicación constante con referentas que asesoran y apoyan en su recorrido. Este intercambio es parte de una decisión fundamental para fortalecer y mejorar las políticas públicas actuales y futuras.

Por su parte, el proyecto Qué fuega es un emprendimiento textil travesti trans inclusiva con perspectiva ambiental, que tiene el propósito de generar un espacio de producción autogestiva con la fabricación de artículos que serán comercializados, en principio, mediante la atención por internet y la venta e-commerce, por lo que distribuirán a todo el país. Hasta el momento, trabajan siete personas que diseñan prendas de vestir y de alta costura y las venden en ferias. El MMGyD no solo aportó financiamiento económico, sino que también capacitó a las integrantes en el oficio de la costura, el cooperativismo y las ventas, para la posterior producción y comercialización de remeras, delantales, bolsas, almohadones, productos de gestión menstrual y barbijos, entre otras mercaderías.

Las trabajadoras de Qué fuega comenzaron a soñar con este proyecto durante los primeros tiempos de la pandemia del COVID 19, por lo que se organizaron con reuniones de manera virtual. Por esta razón, se mostraron orgullosas de lo logrado hasta el momento y exhibieron las maquinas que compraron con el presupuesto asignado del Programa Producir, como: una mesa de corte, corta collaretas, collaretas y otras herramientas e insumos que necesitaban, lo que les permitió acortar los tiempos de producción de dos meses a una semana. De cara al futuro, prevén realizar un desfile para mostrar la ropa que hacen e inaugurar el espacio ubicado en Ituzaingó, así como abrir el lugar para que sea un punto de encuentro para el barrio en donde se acompañe a mujeres y LGBTI+ en situación de violencia y se dicten talleres sobre salud sexual, reproductiva y no reproductiva.

De esta manera, el MMGyD fortalece su trabajo territorial y articulado con las organizaciones de la sociedad civil, que atravesaron violencias por motivos de género. En ese sentido, la independencia económica resulta fundamental para que mujeres y LGBTI+ puedan salir de esa situación. Por este motivo, el Gobierno nacional tomó la decisión política de apoyar con recursos económicos proyectos que se construyen desde una perspectiva comunitaria y con una organización horizontal, que son la base de modelos de desarrollo sociales y productivos más igualitarios para todas, todes y todos.

En ambos espacios, además de conversar sobre lo que representó el acompañamiento del Estado en la vida de las organizaciones y de cada unx de sus integrantes, el MMGyD entregó folletería con información sobre los diferentes programas y la Guía de Recursos para Organizaciones Sociales y Comunitarias, elaborada por la Editorial del MMGyD, de fortalecimiento al entramado comunitario y acompañamiento a las experiencias territoriales.

Respecto del Programa Producir, consiste en un apoyo económico y técnico para proyectos productivos de organizaciones comunitarias, tengan o no personería jurídica, en las que participan mujeres y LGBTI+ en situaciones de violencia de género. Se trata de una de las medidas del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género (2020-2022).

Scroll hacia arriba