Construirán un desvío ferroviario en una cantera de Olavarría

Se trata de la cantera Águila Azul, que actualmente no cuenta con la opción del ferrocarril para trasladar la piedra extraída. Esta obra permitirá que los trenes ingresen a la planta y se carguen hasta 14 vagones en menos de 12 horas, dándole la posibilidad de duplicar su producción.


Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, a cargo de Mario Meoni, se comprometió a colaborar en la construcción de un nuevo desvío ferroviario en la cantera Águila Azul, ubicada en el partido de Olavarría. El nuevo acceso, que será de 230 metros y permitirá que ingresen formaciones, le dará la posibilidad a la planta de duplicar su línea de producción cargando hasta 14 vagones de áridos en menos de 12 horas. TAI aportará la ingeniería, materiales y dirección de obra.

El proyecto de la obra ya fue aprobado por la CNRT y constaría de conectar la cantera situada en Colonia San Miguel, a 5 km de Sierras Bayas, con una vía secundaria del tren Roca que llega hasta la localidad de Hinojo, atraviesa las sierras y finaliza su recorrido en Buenos Aires.

Ricardo Lissalde, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, visitó esta semana la cantera para ver la factibilidad de la obra para empezar a trabajar en el proyecto ejecutivo a corto plazo. Lo acompañaron representantes de la empresa LCE, dueña de la cantera; el director provincial de minería, Federico Aguilera; el diputado provincial César Valicenti y los concejales locales del Frente de Todos, Inés Creimer y Eduardo Rodríguez.

En esta oportunidad vinimos a Olavarría para ver la posibilidad de colaborar en la construcción de la infraestructura ferroviaria que se requiere en la cantera Águila Azul. Nuestro objetivo es potenciar el desarrollo y la economía de nuestro país y creemos que esta obra va en esa dirección. El ferrocarril de carga es una pieza esencial para el aparato productivo federal y estamos trabajando para recuperarlo y expandirlo”, comentó Ricardo Lissalde, durante la recorrida.

La inversión para la construcción del acceso será llevada a cabo por LCE. TAI, por su parte, aportará dos aparatos de vía (ADVs), para conectar el desvío con la vía secundaria, el proyecto de ingeniería, los materiales y la dirección general de las obras. Para la construcción de la vía nueva se utilizarán rieles, balasto, durmientes de quebracho y fijaciones, de producción nacional.

El material extraído en la cantera se emplea en distintos campos de la construcción, entre ellos, para realizar el balasto y el hormigón utilizados en las obras de vía.

Actualmente la planta de 27 hectáreas de dimensión cuenta con 26 personas trabajando en la zona, bajo estrictos protocolos de sanidad, ya que la extracción de piedra representa una actividad esencial.