Conferencia sobre seguridad y salud de trabajadores adolescentes y jóvenes


Se desarrolló en el marco del Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el trabajo, que se celebra el 28 de abril, organizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El Superintendente de Riesgos del Trabajo, Gustavo Morón, consideró que “el desafío es garantizar a las futuras generaciones el acceso a un trabajo decente”.

Morón destacó que principal objetivo de la SRT “es prevenir los accidentes de trabajo y promover la cultura de la prevención”.

“Celebramos que el objetivo de esta colaboración entre organismos nacionales e internacionales sea el desarrollo de un `Plan Nacional de Salud y Seguridad para Jóvenes´”, dijo el superintendente. Y se mostró “complacido” porque en la elaboración del mismo se encuentren involucrados miembros del gobierno nacional, trabajadores y empresas de todas las regiones del país.

Tras destacar que las primeras líneas de acción ya se implementaron en la zona del NOA (Noroeste Argentino) –donde colaboraron Salta, Jujuy, Chaco, Catamarca, Tucumán y La Rioja-, Morón celebró que la OIT esté promoviendo iniciativas para mejorar la situación de los jóvenes en materia de salud y seguridad en el trabajo.

Por su parte, el director de la Oficina de País de OIT para Argentina, Pedro Furtado de Oliveira, dijo que “en el mundo mueren 7.600 personas por día como consecuencia de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales”. Destacó que las políticas preventivas “evitarían muertes y enfermedades profesionales”.

Según datos de la OIT, la incidencia de las lesiones profesionales no mortales es más de un 40 por ciento superior entre los trabajadores jóvenes de 18 a 24 años que entre los trabajadores adultos. Por el contrario, las estadísticas indican que la incidencia de las enfermedades profesionales es menor entre los trabajadores jóvenes que entre los de mayor edad.

De la apertura de la jornada participaron, además, la presidenta de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), Cecilia Garau; la directora federal de Proyectos Productivos del Instituto Nacional de Juventud (INJUVE), Adriana Cáceres y el ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Argentina, Tom Cooney.

Con el auspicio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, SafeYouth@Work Project, de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y del INJUVE, la conferencia reunió en diferentes paneles a destacados especialistas del mundo laboral, gremial y político que ofrecieron su visión acerca de los desafíos actuales en materia de salud y seguridad de los jóvenes en el ambiente laboral.

La tecnología y las nuevas formas del trabajo

Uno de los tópicos de la jornada fue el debate sobre los efectos de la tecnología sobre las nuevas formas de producción y cómo insertarse en el mundo laboral en este contexto. A ésta dirección apuntó la especialista en Seguridad y Salud en el Trabajo de la OIT, Carmen Bueno.

“La revolución 4.0, impulsada por la tecnologización y la digitalización, también plantea desafíos y oportunidades en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo. En algunos casos las nuevas tecnologías van a reducir y eliminar tiempos de traslado al trabajo”, dijo la funcionaria española.

En esta dirección, la deputy de Finanzas del G20 -del Ministerio de Hacienda-, Laura Jaitman, agregó que “muchas personas piensan el cambio tecnológico como una amenaza. En América Latina, el 80% de las personas piensa que el sector público se tiene que hacer cargo de este cambio y sus consecuencias”.

La seguridad y la salud en el trabajo también fue abordada desde la óptica de los actores principales de la jornada: los jóvenes. Cuatro de ellos participaron del panel “La mirada de los jóvenes sobre las condiciones de trabajo, empleo y salud”, coordinado por la jefa del Observatorio de Riesgos del Trabajo de la SRT, Natalia Gadea. Allí debatieron con el público su visión sobre la temática.

Hubo tiempo también para debatir estrategias que contribuyan a profundizar el concepto de una “cultura de la prevención”. Así se enfocó desde el panel “Construyendo una generación de jóvenes trabajadores seguros y saludables”, donde la jefa del Departamento de Formación Técnica y Profesional de la SRT, Viviana Martínez, destacó que es “fundamental modificar la percepción de los riesgos que derivan del trabajo a nivel general, y en los jóvenes en particular”.

En esta dirección, la SRT fomenta la cultura preventiva desde edades tempranas y trabaja en la concientización de los jóvenes. Estas acciones se llevan a cabo a través de talleres que se desarrollan en niveles primarios, secundarios y técnicos, pero también a través de campañas de concientización que apuntan al resguardo de la seguridad y la salud en el trabajo.