Concluyó la Campaña Antártica de Verano 2020/2021

La operación demandó 140 días de trabajo en el continente blanco sin desembarcar en ningún puerto, evitando además que el COVID-19 ingrese a la Antártida.


Buenos Aires – Esta mañana, en la dársena norte del Apostadero Naval Buenos Aires, se efectuó la ceremonia de finalización de la Campaña Antártica de Verano 2020/2021 (CAV 2020/2021).

El acto estuvo presidido por el Ministro de Defensa, Ingeniero Agustín Rossi, acompañado de la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti. También participaron el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de División Juan Martín Paleo; del Ejército, General de División Agustín Humberto Cejas; de la Armada, Vicealmirante Julio Horacio Guardia; de la Fuerza Aérea, Brigadier Mayor Xavier Julián Isaac; y distintas autoridades del orden nacional.

Para iniciar, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y a continuación el sacerdote Santiago García del Hoyo realizó una invocación religiosa.

Luego, el Comandante del Comando Conjunto Antártico, General de Brigada Edgar Calandin, detalló en un breve discurso algunas de las actividades efectuadas: “Esta campaña número 117 fue precedida por un extenso planeamiento, en donde un aspecto destacado fue la implementación de un protocolo sanitario conformado entre distintas agencias intervinientes”, explicó.

“Las cuarentenas mediante, los exámenes psicofísicos, PCR, aislamientos preventivos, protocolos de evacuación aéreos y terrestres, planes de contingencias por eventuales casos de COVID positivo y los estrictos controles, nos posibilitaron regresar hoy con COVID 0 en la Antártida”.

“Durante los días de operación se logró apoyar el desarrollo de las tareas científicas esenciales que permitirán cumplir compromisos internacionales y no romper las cadenas de datos de aquellos programas indispensables. En simultáneo se abastecieron y relevaron todas las bases permanentes y se inspeccionaron las bases transitorias, tomando nota de las tareas ineludibles para la próxima campaña”, precisó el General Calandin, y agregó: “Otro objetivo muy importante fue la evacuación de residuos clasificados, iniciando este año el plan de evacuación de residuos históricos, superando tres veces la cantidad replegada históricamente, totalizando aproximadamente 400 toneladas, con un volumen cercano a los 1200 metros cúbicos de residuos”.

Por su parte, la Ministra Vizzotti reconoció el esfuerzo y el profesionalismo de todos los implicados: “Como Ministra de Salud y, fundamentalmente, como argentina me emociona y da muchísimo orgullo que nuestras Fuerzas Armadas hayan llevado adelante una nueva campaña con este éxito, compromiso y dedicación”, apuntó.

“Cada campaña es histórica y patriótica pero esta tiene particularmente un contexto inédito a nivel mundial que ha requerido que todos y todas nos adaptemos a una situación que nunca pensamos vivir. A ustedes les tocó realizar esta actividad tan relevante, por eso los felicito por el resultado”.

Para finalizar, el Ministro Rossi resaltó el valor que reviste la presencia ininterrumpida en la Antártida para todos los argentinos: “Más de 300 personas estuvieron embarcadas y marcaron un nuevo hito, ya que significó la vez que la Armada Argentina navegó más tiempo sin desembarcar en puertos”.

“El esfuerzo que se ha hecho es inmensurable. Terminar esta campaña cumpliendo con lo previsto y sin ningún caso de COVID en la Antártida es un mérito cuyos autores son los que planificaron la operación, los que la llevaron adelante, y todo el personal militar que trabajó durante esta Campaña Antártica de Verano 2020/21”, concluyó.

Datos de la campaña

La Campaña Antártica de Verano 2020/21 se llevó a cabo bajo un estricto protocolo sanitario debido a la pandemia de COVID-19. Así, previo a la zarpada, toda la tripulación debió realizar una cuarentena de 15 días con hisopado al inicio y al fin de la misma con el objetivo de no ingresar el virus al continente blanco.

La misión principal fue replegar la mayor cantidad de basura antártica, reabastecer y relevar a las dotaciones de seis bases permanentes (Orcadas, Marambio, San Martín, Carlini, Esperanza y Belgrano II), como así también brindar apoyo logístico a la investigación científica bajo las órdenes del Comando Conjunto Antártico dependiente del Ministerio de Defensa, y de la Dirección Nacional del Antártico, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

El rompehielos ARA “Almirante Irízar” -con dos helicópteros Sea King embarcados, pertenecientes a la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros de la Aviación Naval-, junto al aviso ARA “Bahía Agradable” y el transporte ARA “Canal Beagle”, fueron los medios navales encargados de llevar a cabo la misión de reabastecer y replegar personal y material de las bases antárticas.

En total participaron 392 personas embarcadas de forma permanente en dichas unidades, navegando entre los tres medios de superficie un total de 31.550 millas náuticas durante 123 días de operación y 17 días de cuarentena. Por su parte, los helicópteros embarcados contabilizaron 250 horas de vuelo.

Si bien por el contexto de la pandemia no se realizó la apertura de las bases transitorias, durante el transcurso de la campaña se logró inspeccionar algunas de ellas como Cámara, Petrel y Decepción llevando adelante reparaciones de emergencia y levantando novedades para sus próximas aperturas. También se inspeccionó el refugio Gurruchaga del cual se logró replegar basura antártica.

En total se descargaron 1.019 m³ de GOA (gas oil antártico) a granel y 791 tambores. También 540 tambores con otros combustibles como Nafta, JP1 y Eurodiesel. Asimismo, se reabastecieron a las bases con carga general y frigorizada, tubos de gas, materiales de construcción, vehículos, generadores y botes, entre otros elementos necesarios para la presencia en la Antártida.