Con un acto conmemoraron el nacimiento de Domingo Faustino Sarmiento

Se llevó a cabo esta mañana en Palermo y participaron guardiamarinas en comisión de la Escuela Naval Militar y su banda de música.


Buenos Aires – El sábado, con motivo de conmemorarse el 209° aniversario del nacimiento de Domingo Faustino Sarmiento, se llevó a cabo un acto en el monumento a su memoria, en Palermo.

La Comisión Directiva de la Asociación Sarmientina organizó la ceremonia encabezada por su presidente, señora Mónica Dacharry Sánchez. Adhirieron a este acto el Centro San Juanino de Buenos Aires, el Museo Histórico Sarmiento y el Instituto Sarmiento de Sociología e Historia. Estuvieron presentes: el Director del Colegio Militar de la Nación, General de Brigada Roberto Agüero; integrantes de las mencionadas instituciones, efectivos de la Armada Argentina, el Capitán de Navío (RE) Carlos Zavalla –ex director del buque museo fragata ARA “Presidente Sarmiento”–, y público en general.

Dieron marco a esta ceremonia cadetes de los institutos militares creados por Sarmiento: el Colegio Militar de la Nación y la Escuela Naval Militar, que participó con su Banda de Música y una delegación de guardiamarinas en comisión recién llegados de su Viaje de Instrucción en la fragata ARA “Libertad”.

Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, el doctor Luis María Etchevehere, dirigió unas palabras a los presentes, en torno a las medidas que Sarmiento tomó relacionadas con la producción y como muchas de sus ideas siguen más vigentes que nunca.

A continuación, se entonó el Himno a Sarmiento y la Marcha Fragata Sarmiento, ya que fue precisamente dicho buque escuela de la Armada Argentina donde se formaron cientos de marinos, bautizada así en honor al ex Presidente de la Nación, quien tanto había hecho por la Marina militar.

La fragata ARA “Presidente Sarmiento” a lo largo de sus extensas travesías por todos los mares del mundo fue la escuela donde se completó la formación profesional y cultural de los oficiales de la Armada y, además, se enseñó a leer y escribir a todos sus tripulantes, tal como hizo Sarmiento con todas las personas que estuvieron a su servicio.

Se procedió luego a la colocación de ofrendas florales ante el monumento al prócer por parte de la Asociación Sarmientina y del Colegio Militar de la Nación; y la Banda de Música de la Escuela Naval Militar ejecutó el toque de silencio.