Con perros especializados, en dos operativos la Prefectura y la Gendarmería secuestraron más de 200 kilos de marihuana y detuvieron a varias personas

Como resultado de un operativo cerrojo y el trabajo del perro “Ruffo” (entrenado para detectar narcóticos), las y los trabajadores de la Prefectura Naval Argentina lograron encontrar los más de 220 kilogramos de marihuana que habían sido ocultados entre la maleza de la selva misionera. Ambas personas fueron detenidas.


Tras la investigación que motivó este operativo en una zona de suma dificultad para la movilidad, las y los trabajadores de la Autoridad Marítima Argentina detuvieron a dos personas que se encontraban en la zona fronteriza de la ciudad de Santa Ana, Misiones. Dicho procedimiento siguió las indicaciones de Sabina Frederic de extremar los controles y la vigilancia en determinadas zonas estratégicas de ingreso, egreso, acopio y disposición de grandes cantidades de drogas que, tras su distribución, son comercializados, centralmente, en los mercados urbanos.

El cruce de datos estructurales de causas judiciales, georeferencia, trazabilidad, tipo de estupefaciente e indicadores de previsibilidad que se viene realizando desde el Ministerio de Seguridad de la Nación y que forma parte del trabajo que las fuerzas federales realizan para las investigaciones judiciales ha derivado en que, durante 2020, se incautara un 40% más de marihuana que en 2019. Estas incautaciones han sido logradas en operativos que neutralizaron el tráfico de grandes cantidades de estupefacientes ilegales.

El trabajo de patrullaje que realizaban hoy las y los miembros de la PNA, de hecho, se enmarca en los estrictos controles que realizan para evitar el tráfico de drogas y el contrabando. Estos despliegues se han ordenado desde las autoridades de las fuerzas, en este caso de la PNA, a partir de matrices de investigación criminal que están logrando resultados de enormes proporciones.

Quienes patrullaban el área del Arroyo San Juan Grande (kilómetro 1607 del río Paraná), detectaron a los dos hombres que transportaban bultos desde la costa hacia la Ruta Nacional N º 12. A la espera de que completaran su pretendida acción delictiva, y para que el operativo lograra secuestrar la totalidad de los estupefacientes que se estaban traficando, las y los prefecturianos aguardaron junto con “Ruffo” para que la actuación de la fuerza incrementara su efectividad. Por ello, al instante en el que se consideró oportuno, las y los trabajadores de la PNA iniciaron el operativo cerrojo que permitió interceptar a los involucrados y, a la vez, con la ayuda de “Ruffo”, detectar los estupefacientes escondidos entre la vegetación. “Ruffo” detectó el lugar exacto donde los 286 “panes” prensados de marihuana estaban dentro de bolsas de arpillera blancas.

Interviene en la causa el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional N º 1 de Posadas, a cargo de la Dra. María Verónica Skanata, quien ordenó detener a las dos personas en carácter de incomunicados e incautar la marihuana.

Prácticamente en el mismo momento, la Sección “General Belgrano” del Escuadrón 48 “Corrientes” de la Gendarmería Nacional, a partir de información precisa producida por una investigación criminal preventiva sobre la comisión del delito de tráfico ilegal de estupefacientes, desplegó un operativo que neutralizó el traslado de marihuana desde la provincia litoraleña hacia la de Chaco.

En este caso, al igual que en el descripto anteriormente, el binomio cinotécnico (es decir, el trabajo entre el personal de la fuerza y la ayuda de un perro, en este caso “Nico”, entrenado para este tipo de operativos), detectó al vehículo, al cual monitorearon hasta el kilómetro 0 de la Ruta Nacional N º 16, donde se había preparado un control vehicular reforzado. Allí, una vez detenido el automóvil, se inició la inspección exhaustiva indicada por Frederic ante este tipo de situaciones. “Nico” reaccionó del modo previsto frente a la detección de narcóticos. Tras ello, las y los trabajadores de la Gendarmería lograron encontrar, en la parte inferior del vehículo, a la altura del cárter, una malla metálica que ocultaba los paquetes rectangulares en los que se llevaba la droga.

Inmediatamente, las y los miembros de la GNA tomaron contacto con el Juzgado Federal de Corrientes N º 1, Secretaría Penal N º 6, quien ordenó el traslado del vehículo hasta la Unidad de la GNA correspondiente. Allí se realizó el conteo y pesaje del estupefaciente y se hizo el control de Narcotest que arrojó positivo para marihuana. Debido a ello, la autoridad judicial ordenó labrar las actuaciones, incautar los elementos relevantes para la consecución de la causa y la detención de las personas que hacían el traslado de la droga en carácter de incomunicados.