Con más de 630 millones de pesos, el Gobierno nacional realiza la mayor inversión de la historia en los Centros de Frontera

 


El Ministerio del Interior, a cargo de Wado de Pedro, avanza con las obras para renovar, ampliar y modernizar los Centros de Frontera de Horcones (Mendoza), Paso de los Libres (Corrientes) e Integración Austral (Santa Cruz), que requirieron una inversión de más de 631 millones de pesos y que tienen por objetivo mejorar las condiciones operativas de atención al público, en el marco de las nuevas aperturas de fronteras.

“Estas obras están enmarcadas en el plan estratégico de modernización de los Centros de Frontera (CDF) que nos pidió el ministro de Pedro porque durante la gestión anterior hubo una desinversión total. Se buscaron los lugares donde mayor tránsito existe y que estratégicamente necesitaban una puesta en valor de los edificios porque en algunos no funcionaban ni los baños”, resaltó el director nacional de Asuntos Técnicos de Fronteras, Adrián López.

En ese marco, el Ministerio identificó los cinco CDF con mayor necesidad de modernización y desarrolló un plan de obras financiadas a través de un crédito de FONPLATA - Banco de Desarrollo, reactivado por la actual gestión.

En el caso del CDF Horcones (del Sistema Cristo Redentor, en la frontera con Chile) y con una inversión de 456,7 millones de pesos se modificarán las circulaciones de los vehículos, se dispondrán vías exclusivas de ómnibus, se construirán dos edificios destinados al control migratorio, una cabina de control interno y se mejorará el edificio existente.

En tanto, en Paso de los Libres (frontera con Brasil) las obras que se encuentran en ejecución requieren de una inversión de 156.6 millones de pesos y consisten en la construcción de 3 edificios de apoyo y pavimentación con el fin de reorganizar la circulación del tránsito.

“Al igual que el Cristo Redentor, Paso de los Libres es uno de los principales pasos en el que circulan unos mil camiones por día. Esta es una obra muy grande, porque hay que tener en cuenta que hay distintos organismos públicos trabajando en el complejo”, señaló el titular de Asuntos Técnicos de Fronteras.

En el caso del CDF Integración Austral (límite con Chile), “es uno de los pasos más importantes ya que se trata de la comunicación del continente con la isla, con lo cual es fundamental para las comunicaciones, el paso de mercaderías y la vida en general”, según explicó López.

Allí, con un presupuesto de 12,4 millones de pesos, se está realizando un mejoramiento integral del CDF con cambio de revoques, canaletas, reparación de filtraciones, pintura exterior e interior, colocación de señalización y cartelería más nuevas obras para el tratamiento de efluentes cloacales.

Además, están proyectadas nuevas obras para los CDF de Concordia (frontera con Uruguay) y Posadas (frontera con Paraguay), dos pasos muy importantes no sólo por el comercio sino por el tránsito vecinal.

Estas obras se complementan también con las distintas acciones realizadas desde el Ministerio a cargo de Wado de Pedro para fortalecer el trabajo de la Dirección de Asuntos Técnicos de Fronteras como la adquisición de vehículos y barrenieves para mantener el servicio en los CDF , y de esa manera tener la autonomía necesaria . “Anteriormente a esta gestión los CDF no tenían vehículos propios por lo que dependían de la buena voluntad de otros organismos o de los privados”, graficó López.

“Además, a través del Ministerio de Obras Públicas y el de Salud llevamos adelante una distribución de unidades sanitarias y de atención en cada uno de los CDF. Tuvimos un rol de coordinación con los municipios y provincias y un gran trabajo durante la pandemia y hoy ya tememos instalaciones sanitarias modulares que también son utilizados para testeos”, indicó el funcionario.

Por último, López destacó el rol de la Dirección de Asuntos Técnicos de Fronteras en el marco de las nuevas aperturas de fronteras dispuestas por el Gobierno nacional y remarcó que están trabajando en “la puesta a punto de cada uno de los protocolos porque es una realidad distinta a la que teníamos habitualmente”.

“La Dirección tiene un rol de coordinación, venimos llevando adelante las reuniones necesarias y es una etapa de mucho trabajo porque hay que coordinar las acciones con distintos organismos nacionales y los organismos de salud provinciales”, cerró López.