Compromiso para erradicar el trabajo esclavo

Se presentó una denuncia ante la PROTEX por dos casos de trata con fines de explotación laboral ocurridos en La Pampa y Rio Negro


Durante esta semana, Gustavo Vera, el Director del Comité Ejecutivo para lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Victimas realizó dos denuncias ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) que preside el fiscal Dr. Marcelo Colombo.

Se trata de dos casos de trata con fines de explotación laboral ocurridos en las provincias de La Pampa y Rio Negro respectivamente, que recibimos en el Comité directamente de víctimas y testigos.

En el caso de la Pampa se trata de 18 trabajadores hacheros que fueron traídos del Chaco y eran explotados por una importante empresa en condiciones inhumanas en la localidad de General Acha. Trabajaban produciendo leña, de sol a sol, sin ninguna medida de protección en medio de la cuarentena y divididos en tres campamentos armados de manera precaria y prácticamente a la intemperie. Dormían en chozas con piso de tierra e improvisada con chapas.

La situación salió a la luz a raíz de un control de tránsito en la localidad de Cipoletti donde la policía local encontró a 18 trabajadores escondidos en una camioneta de semiremolque y por la intervención de un fiscal, inicialmente por violación de la cuarentena vigente, que luego descubrió las pésimas condiciones de los trabajadores y elevo un informe al fuero federal.

Mancomunadamente con el Subsecretario de Derechos Humanos de la Pampa, Juan Pablo Fasce y con periodistas de la zona que habían comenzado a investigar, se reunieron las pruebas y los datos de víctimas y testigos y se presentó una denuncia ante la PROTEX que ahora articula con los fiscales intervinieres en Rio Negro y La Pampa.

En el caso de Rio Negro, se trata de una decena de trabajadores provenientes de la localidad de Andresito (Misiones) que habían sido traídos por una importante empresa de producción de Manzanas a trabajar al Alto Valle a fines de enero pasado. Trabajaban durante extenuantes jornadas, no se les proveía comida, las viviendas eran sumamente precarias y los recibos de sueldo no reflejaban ni el 10 % de lo efectivamente trabajado.

Desde el 20 de marzo al 14 de mayo, en plena cuarentena, el trabajo continuó sin la más mínima protección a los trabajadores. En esas circunstancias nació un bebé. A partir del 15 de mayo la empresa resolvió suspender la producción y pretendió echar y desalojar del establecimiento a los trabajadores que comenzaron a hacer visible esta situación. Habían quedado varados a 3500 km de sus domicilios, sin dinero y sin posibilidades de regresar. El Comité Ejecutivo en primera instancia coordinó con la Dirección Nacional de Fiscalización y Control del Ministerio de Trabajo, presidida por Juan Conte, el traslado inmediato de los trabajadores a sus hogares de origen.

E inmediatamente después, una vez puestos a resguardo, se radicó una denuncia ante la PROTEX para que inicie una investigación preliminar por trata con fines de explotación laboral.

Los dos casos denunciados esta semana lamentablemente no son una excepción. El compromiso del Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Victimas, en coordinación con los cinco Ministerios que lo integran, es colaborar con la justicia ante estas graves violaciones a los derechos humanos y garantizar la asistencia y protección a las víctimas en sintonía con lo que establece la legislación vigente y las convenciones internacionales para erradicar la trata laboral, el trabajo infantil y forzoso y avanzar hacia una sociedad sin esclavos, ni excluidos.