Compromiso multisectorial para avanzar en la promoción de bonos verdes en el país

“Hay más de 94 mil millones de dólares emitidos en el mundo sólo en bonos verdes”, dijo hoy el director de la Comisión Nacional de Valores (CNV) Matías Isasa, y para crecer en el incipiente mercado local “es clave la difusión y que los emisores entiendan los beneficios que pueden lograr”.


Isasa participó del panel “Ecosistema sostenible: la mirada de los actores”, en el último día de la Semana Mundial de las Inversoras y los Inversores, sobre las acciones en curso desde el Ministerio de Economía, CNV, el mercado, emisores y organismos multilaterales de crédito para promover la transición hacia una economía de desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático, de forma articulada entre sector público y privado.

También participaron de la charla virtual Mariano Sardi, subsecretario de Servicios Financieros (Secretaría de Finanzas); Maia Colodenco, titular de Gestión de Asuntos Internacionales (MECON); Liliana Forciniti, auditora de la Gerencia Técnica de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Milagros Grande, responsable de Estructuraciones Financieras de Central Puerto, y Diego Flaiban, jefe de Instituciones Financieras para Cono Sur, BID Invest.

Isasa destacó “la doble tarea de informar a los inversores y tratar de convencerlos de las bondades de estos instrumentos”, así como trabajar en la oferta de financiamiento con “inversores socialmente responsables que incorporen el impacto que tienen las sociedades y el ambiente, más allá del riesgo de la rentabilidad”.

Agregó que hoy “tenemos muy pocos productos, bonos sociales, verdes y sustentables, y el gran desafío es darle crecimiento”. En esa línea la CNV creó la figura del fideicomiso financiero solidario, en abril pasado, pensada para que el sector público -provincias o municipios- pueda buscar recursos en el mercado de capitales para financiar obras de impacto social.

Isasa explicó además que para “darle sistematicidad a esta promoción” de los instrumentos se planea lanzar un programa de finanzas sustentables y, en ese marco, “prontamente” se presentarán “tres guías con un lenguaje llano” que expliquen estos conceptos, bajo el régimen de una consulta pública para que el mercado y los interesados le agreguen valor a la iniciativa.