Compras online: SIGEN detectó una falta de stock del 47 por ciento de los productos y diferencias de precios que trepan al 44 por ciento

En el marco del control de comercialización online que la Sindicatura General de la Nación lleva adelante en las cadenas de supermercados Carrefour, Coto, Disco, WalMart, Jumbo y Día, de la región del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), los datos relevados por la Sindicatura reflejan una falta de stock superior al 47 por ciento y una diferencia de precios que, en casos puntuales, llegan a trepar al 44 por ciento al cotejarse con el listado de Precios Máximos dispuestos por el Gobierno Nacional en el marco de la pandemia COVID-19.


Estos números surgen de una muestra de 234 productos. De ese muestreo, SIGEN relevó en cada una de esas cadenas, que concentran casi la totalidad de ventas online, la existencia de stock, el precio de esos productos y los plazos de entrega en los envíos.

En este sentido, la disponibilidad de productos incluidos en el registro del gobierno reflejó una falta de stock cuyo promedio general alcanzó el 47 por ciento de los productos: casi la mitad de la mercadería auditada. El mayor nivel de faltantes se registró en la cadena de supermercados Día. En este caso corresponde una salvedad: esa cadena se especializa en comercializar productos de segunda y tercera marca.

Asimismo, se detectaron varios productos con stock inexistente en todas las cadenas relevadas, como por ejemplo el Pan Clásico Lacteado “Fargo” de 460 gramos, Shampoo Extra Brillo “Plusbelle” de un Litro, tapas de Empanadas para Horno Criollas “Fargo” de 12 Unidades, y tapas de Empanadas Hojaldre “Doña Loly” de 12 Unidades. Ninguno de estos productos estaba disponible en las plataformas online de los comercios.

Sobreprecios

También resulta llamativo el resultado del relevamiento en términos de precio. De los productos que pudieron ser auditados y que contaban efectivamente con existencia para su compra, el 22 por ciento presentaba sobreprecios, a un promedio del 11 por ciento más caros de lo que determina el listado difundido por la Secretaría de Comercio.

Sin embargo, en algunos casos puntuales los sobreprecios se disparan. Por ejemplo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Carrefour comercializaba el limpiador líquido de pisos “Procenex” un 44 por ciento por encima de los precios fijados por el gobierno.

También en CABA, supermercados Coto -la cadena donde se reflejó en general una mayor distorsión de precios-, cotizaba la lavandina concentrada “Ayudín” de un litro un 17 por ciento por arriba del precio sugerido. Esa misma cadena ofrecía online el detergente Lavavajilla “Magistral” con un sobreprecio del 11 por ciento. Otros ejemplo claro se reflejó en la cadena WalMart, donde los guantes “Patito” mostraron una distorsión del 26 por ciento.

La Provincia de Buenos Aires también reflejó datos alarmantes: en Carrefour el detergente lavavajilla “Magistral”, alcanzaba una diferencia del 33 por ciento con respecto al precio sugerido.

Siempre de acuerdo con el listado de Precios Máximos, en los supermercados Coto de PBA, la lavandina concentrada “Ayudín” cotizaba un 27 por ciento más alto que el precio sugerido, mientras que el aceite mezcla “Ideal” reflejaba una diferencia del 19 porcentual. La cadena Disco, asimismo, comercializaba la Yerba Mate con Palo “Rosamonte” de 500 gramos un 25 por ciento más cara de lo sugerido por el gobierno.

Dificultades y entregas tardías

Dentro de las consideraciones del informe de SIGEN, también se desprenden dificultades y demoras sustanciales en la entrega. En muchos casos, una vez consignado el Código Postal en la plataforma, luego de realizar toda la compra, las cadenas difunden una leyenda argumentando que la mercadería no puede ser enviada a algunas zonas determinadas.

Asimismo, no resulta sencillo poder relevar un plazo de entrega. Sin embargo, en aquellos casos que la plataforma sí consignaba el plazo pautado, el promedio de envío de las compras, en promedio, era superior a una semana.

El Síndico General de la Nación, Carlos Montero, señaló: “Observamos irregularidades en términos de precios, stock y entrega de entrega en esta red de mayoría de los supermercados. Lo preocupante es que apenas se trata del resultado de los primeros días de relevamiento”.

“Lo que agrava toda la situación -añadió Montero- es que la modalidad online es la única que nos permite que la gente pueda comprar quedándose en su casa, que es lo que realmente necesitamos en este momento para poder cuidarnos. Además, en la gran mayoría de los casos, se trata de productos muy importantes en el marco de la emergencia”.

En este sentido, Montero informó que el control se intensificará durante los próximos días, alcanzando a distribuidoras mayoristas de la Provincia de Buenos Aires, y además aclaró que el resultado de los informes serán remitidos al Ministerio de Desarrollo Productivo, para su posterior análisis y eventuales sanciones a las empresas.