Componente Materiales: nuevas fuentes de trabajo y beneficios para la comunidad

En la actual coyuntura, la obra pública y la industria de la construcción, constituyen uno de los ejes dinamizadores del empleo. Este sector de actividad permite, en el marco del Programa Jefes de Hogar, motorizar acciones en materia laboral, con el fin de mejorar la empleabilidad de los beneficiarios y promover su reinserción al trabajo.


En la actual coyuntura, la obra pública y la industria de la construcción, constituyen uno de los ejes dinamizadores del empleo.

Este sector de actividad permite, en el marco del Programa Jefes de Hogar, motorizar acciones en materia laboral, con el fin de mejorar la empleabilidad de los beneficiarios y promover su reinserción al trabajo.

El Ministerio de Trabajo, a través del Componente Materiales, ofrece a los municipios y comunas de todo el país la posibilidad de realizar obras de infraestructura prioritarias para la comunidad, financiando los materiales, herramientas e insumos, en propuestas ejecutados por los

beneficiarios de dicho Programa.

El espíritu del proyecto, apunta a fortalecer la cultura del trabajo y profundizar el sentido de pertenencia a la comunidad, con actividades socialmente integradoras, optimizando el uso de los recursos públicos asignados.

Los municipios podrán construir y mejorar sus escuelas, centros de salud, comedores comunitarios o llevar agua potable a los barrios más postergados. Los beneficiarios del Jefes podrán

realizar la contraprestación en estos proyectos al mismo tiempo que se capaciten en un oficio vinculado a la construcción.

Cada proyecto recibe en principio, un subsidio de hasta 35 mil pesos para la compra de materiales, pero el municipio puede presentar ideas de mayor alcance e impacto que se realicen en etapas, contando con un aporte máximo de hasta 140 mil pesos.

Las obras son definidas por cada localidad conforme a sus necesidades y requerimientos. El objetivo es favorecer el desarrollo y fortaleciendo de la infraestructura comunitaria y productiva de cada municipio, así como mejorar la calidad de vida de su gente. En tal sentido las tipologías respetan una amplia variedad de alternativas orientadas a:

1) Infraestructura Sanitaria (Abastecimiento de agua, desagües cloacales y redes pluviales entubadas o revestidas),

2) Infraestructura Social (salud, educación, asistencial, cultural/comunitaria y deportiva);

3) Infraestructura productiva (apoyo a la producción local, mataderos municipales, Areas recreativas y turísticas y defensas hidráulicas)

4) Mejoramiento del hábitat (mejoramiento barrial) y Huertas comunitarias (a ejecutarse exclusivamente con Pro-Huerta-INTA).

El Ministerio de Trabajo a través de sus oficinas territoriales brinda asistencia técnica y asesoramiento para la

formulación y presentación de proyectos.

Este componente inició su ejecución en el mes de agosto pasado, alcanzando los siguientes resultados:

Período agosto - diciembre 2003

*600 municipios con proyectos en ejecución *1.083 proyectos aprobados *31.300 beneficiarios trabajando en obras *24 millones de pesos transferidos para la compra de materiales de obra

Los tipos de iniciativas que se aprobaron, estuvieron vinculados a Infraestructura Educativa (34%), Infraestructura de Salud (14%), Agua Potable (12%), Infraestructura Asistencial

-comedores, centros de cuidado infantil, hogar de ancianos- (9%), Saneamiento (desagües cloacales, letrinas) 7% y Otras 16%.