Comercio Interior multó a entidades bancarias por su responsabilidad frente a las estafas que sufrieron sus clientes

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación, a través de la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSDAC), sancionó por $10 millones a los bancos Santander y BBVA por su responsabilidad en la protección de las usuarias y usuarios frente a estafas o fraudes bancarios.


La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje en Consumo determinó que las entidades bancarias incumplieron su obligación de garantizar la seguridad en cuanto a la protección de datos personales, cuentas e intereses económicos de sus clientes. Frente a situaciones de vulneración de datos personales y estafas dentro del sistema financiero, los bancos fueron sancionados por no asumir la responsabilidad que les merece frente a sus usuarios y usuarias.

BBVA y Santander fueron multados con la sanción máxima de $5 millones, respectivamente, establecida por la Ley de Defensa del Consumidor (N°24.240). La disposición del organismo público sostiene que “la obligación de seguridad instituida en el art. 42 Constitución Nacional y reglada en el artículo 5 de la Ley de Defensa del Consumidor comprende en los entornos digitales que los proveedores deberán velar porque las operaciones que se realicen por medio de plataformas, aplicaciones, dispositivos o canales de atención -toda vez que son quienes los diseñan, organizan y controlan- sean seguros y prevenir riesgos y peligros a los que puedan estar comprometidos la seguridad, los datos personales o los intereses económicos de los consumidores”.

10 consejos de la Secretaría de Comercio Interior y el BCRA para evitar estafas bancarias

Si se recibe un aviso sobre un supuesto error al realizar una transferencia bancaria, no se debe responder a estos mensajes. Ante cualquier duda, se debe comunicar telefónicamente con el banco. Tiene que ser el cliente el que llame y nunca aceptar una llamada supuestamente originada en la entidad. Es una nueva práctica ilegal detectada que simula un error en una transferencia bancaria por la compra de un bien ofrecido.
Nunca se debe acudir a un cajero automático, abrir la app o acceder al home banking cuando se recibe una llamada supuestamente proveniente de la entidad bancaria. El cliente debe ser el que origina la llamada.
No brindar ningún dato personal (usuarios, claves, contraseñas, pin, Clave de la Seguridad Social, Clave Token, DNI original o fotocopia, foto, ni ningún tipo de dato) por teléfono, correo electrónico, red social, WhatsApp o mensaje de texto.
No ingresar datos personales en sitios utilizando enlaces que llegan por correo electrónico ya que podrían ser fraudulentos. Tener especial cuidado con los enlaces sospechosos y asegurarse siempre de estar en la página legítima antes de ingresar información de inicio de sesión. Leer cada correo electrónico recibido con cuidado.
Utilizar contraseñas fuertes mezclando mayúsculas, minúsculas y números. Tienen que ser fáciles de recordar pero difíciles de adivinar por otras personas. No usar la misma clave para distintas aplicaciones, cuentas, plataformas o sitios.
No usar equipos públicos o de terceras personas para acceder a aplicaciones, redes sociales o cuentas personales.
No usar redes de wi-fi públicas para acceder a sitios que requieran contraseñas.
Mantener actualizado el navegador, el sistema operativo de los equipos y las aplicaciones (se recomienda eliminar las que no se utilizan).
Aprender a diferenciar un perfil verdadero de uno falso en redes sociales. Los perfiles legítimos tienen una tilde azul de autenticidad. Los perfiles falsos generalmente solo tienen publicaciones muy recientes y poca cantidad de seguidores. Si se detecta un perfil falso se puede reportar la cuenta como spam.
Siempre se debe tomar un minuto antes de actuar. Quienes realizan este tipo de estafas apelan a las emociones, descuidos y urgencias.

Multa a Banco Supervielle por cláusulas abusivas
Además, fue multado con $5 millones el Banco Supervielle por incumplimiento a la obligación de informar, ya que la entidad bancaria no brindó mecanismos a las y los consumidores para comunicarse, consultar y/o reclamar respecto de los productos y servicios que tienen contratados; por no prestar el servicio en las condiciones y modalidades en las que fue convenido al debitarse de las Cuentas Sueldo y de la Seguridad Social de sus clientes sumas de dinero en concepto de seguros y servicios de cobertura o asistencia médica no solicitados, así como también por cobrar sumas de dinero en concepto de “mantenimiento de cuenta”; y, por último, por debitar cargos no convenidos a las y los consumidores obligándolos a pronunciarse por la negativa para evitar su cobro.

Estas acciones por parte de la SSDAC se da un contexto en el que los reclamos por fraudes y estafas dentro de los servicios financieros aumentaron un 286% interanual en la comparativa de los primeros cuatrimestres (enero-abril) de 2020 y 2021. Teniendo en cuenta el total en los cuatro meses iniciales de 2020, los reclamos de este tipo fueron 340, mientras que en el mismo período de este año se recibieron 1.312.

Reclamos
Desde la SSDAC se destaca la importancia de los reclamos individuales para detectar vulneraciones a los derechos de las y los consumidores. Si tuviste un problema con un producto que compraste o un servicio que contrataste y la empresa no te brinda una solución adecuada, podés ingresar un reclamo en: (argentina.gob.ar/iniciar-un-reclamo-ante-defensa-de-las-y-los-consumidores)