Comenzaron las obras para la construcción del viaducto Mitre del ramal Tigre

Se iniciaron las obras para la construcción del nuevo viaducto Mitre del ramal Tigre.


En el marco del Plan Integral de Obras para la Red Metropolitana de Trenes, ya comenzó la construcción del viaducto Mitre del ramal Tigre, que irá desde Palermo hasta la altura de la avenida Congreso. De esta manera, se eliminarán ocho pasos a nivel -Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe- y se habilitarán dos nuevos cruces más seguros en las calles Echeverría y Roosevelt. Además, la obra implicará la elevación de dos estaciones: Lisandro de la Torre, y Belgrano C., que estarán preparadas con nuevas boleterías, terminales más cómodas y espacios comerciales renovados.

La obra elevará el viaducto a lo largo de 3.9 km, tomando como punto de partida la vía en el cruce de la avenida Dorrego hasta la altura de la avenida Congreso, promoviendo la fluidez del tránsito en los barrios de Belgrano, Núñez y Palermo. Esto permitirá la eliminación de los ocho pasos a nivel, transformándolos en cruces a desnivel donde el tren no interferirá con la circulación en las calles garantizando la seguridad vial de los cruces y reduciendo los tiempos para vehículos y peatones que actualmente tardan entre 18 y 24 minutos en cruzar las barreras.

La elevación del ferrocarril en viaducto hace necesaria la construcción de la nueva estación Belgrano C. y el desplazamiento de la nueva estación elevada Lisandro de la Torre a 100 metros hacia Retiro respecto de su actual emplazamiento. La estación tendrá 210 metros de longitud y será atravesada por debajo en la mitad de su extensión por la calle Olleros. A partir del lunes 11 de septiembre los trenes no se detendrán en Lisandro de la Torre por el comienzo de la obra.

Con una inversión de $2.600.105.065, esta obra beneficiará a diario a 1 millón de personas que vive en el área de influencia del ferrocarril, 100 mil pasajeros de la línea Mitre, 30 mil usuarios de colectivos y 70 mil automovilistas. Además, se generarán 700 puestos de trabajo.

La eliminación de las interferencias entre la traza ferroviaria y la red vial mejorará las condiciones de seguridad vial no sólo para vehículos y peatones sino para el propio ferrocarril, permitiendo aumentar la frecuencia de los servicios. Asimismo, aumentará la seguridad operativa del ferrocarril y brindará mayor confiabilidad al sistema al eliminar la probabilidad de accidentes en los pasos a nivel que ocasionan serias demoras en el servicio. La apertura de una docena de calles permitirá, además, la fluidez del tránsito, beneficiando no sólo a la movilidad del barrio, sino también a la seguridad del espacio público, y el mejoramiento urbano a partir de la incorporación de nuevas áreas verdes en zonas actualmente deterioradas, lo que revalorizará el entorno y mejorará el escurrimiento pluvial en los alrededores.