CNEA se suma a la campaña Ventilar para prevenir la propagación de COVID-19 en ambientes cerrados

Gracias a sus desarrollos en diferentes tipos de sensores, investigadores del Departamento de Micro y Nanotecnología de la CNEA brindarán asistencia a empresas nacionales productoras de equipos que miden la concentración del dióxido de carbono en ambientes cerrados.


En el contexto de la pandemia causada por COVID-19, el uso de estos medidores es fundamental como indicador indirecto para conocer la acumulación de aire exhalado que podría contener el virus en el caso de que una persona infectada se encontrara en dicho ambiente, alertando sobre la necesidad de mejorar o aumentar la ventilación para renovar el aire.

Los especialistas Guido Berlín y Daniel Rodríguez, del Departamento de Micro y Nanotecnología de la CNEA, fueron convocados para participar en un espacio de diálogo con representantes de PyMES en el marco de la campaña Ventilar, que busca concientizar sobre la importancia de la ventilación de los ambientes para evitar la propagación de COVID-19 por aerosoles y difundir el potencial uso de medidores de dióxido de carbono como instrumento de apoyo.

Cabe señalar que los medidores de dióxido de carbono producidos por las empresas que conforman la campaña Ventilar son desarrollados con capacidades locales y utilizan sensores NDIR (infrarrojo no dispersivo), tecnología que -por su precisión- resulta la más adecuada para la medición de la concentración de dióxido de carbono en el aire.

A partir de este primer encuentro se planteó la necesidad de profundizar la vinculación y pensar un modelo teórico articulado entre el sistema científico-tecnológico y el sector privado en relación a la presencia de aerosoles respiratorios en ambientes cerrados, contemplando otras variables además de la medición de dióxido de carbono.

Para consultar sobre el apoyo técnico y contacto en sensorística de gases, ingresá aquí