CNEA asegura la producción de radioisótopos para uso en medicina

La Comisión Nacional de Energía Atómica aclara que continúa asegurando el abastecimiento de radioisótopos utilizados para diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades en todo el país.


Ante informaciones y trascendidos inexactos, la Comisión Nacional de Energía Atómica aclara que no se produjo ningún contagio de COVID-19 de índole laboral en el ámbito del reactor RA-3 del Centro Atómico Ezeiza, lugar donde se producen los radioisótopos de uso médico, sino que se trató de contactos estrechos con familiares, lo que obligó -por protocolo de protección- a establecer medidas de aislamiento indicadas por el Comité Médico de la Institución.

En dicha circunstancia no fue posible reunir el plantel mínimo determinado por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) para operar el reactor, perdiéndose sólo el ciclo de producción del 25 al 27 de abril, afectando la entrega de Molibdeno 99 (Mo-99) de esa semana.

Envase de radioisótopos como el Fluor-18 o el Iodo-131 producido por la CNEA en Argentina

Las instituciones médicas fueron oportunamente informadas del inconveniente para que puedan reprogramar los turnos de los pacientes y/o planificar el uso de generadores anteriores por más tiempo, si esto les resultaba factible.

La producción ya fue reestablecida y en el día de la fecha se entregó el Mo-99 semanal como es habitual.

De este modo, como lo ha hecho durante toda la pandemia, la Comisión Nacional de Energía Atómica continúa asegurando el abastecimiento de radioisótopos utilizados para diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades en todo el país.