Clausura de la Primera Reunión Extraordinaria del Comité del Acuerdo, de los Administradores de los Centros de Información y de los Grupos Técnicos de Trabajo

.


El Prefecto Nacional Naval, Mario Rubén Farinón, participó hoy de la sesión de clausura de la “I Reunión Extraordinaria del Comité del Acuerdo Latinoamericano sobre Control de Buques por el Estado Rector del Puerto (Acuerdo de Viña del Mar)”, que se desarrollaba desde el 5 de octubre, a través de encuentros virtuales y trabajo por correspondencia.

El evento fue organizado por la Prefectura Naval Argentina, con la coordinación de la Secretaría del Acuerdo y contó con la activa participación de todas las Autoridades Marítimas miembros del mismo (Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela).

En representación de la Autoridad Marítima de la República Argentina, el Prefecto Nacional Naval Mario Farinón destacó, entre otros conceptos, “los logros alcanzados y las importantes decisiones adoptadas para el fortalecimiento de las actividades de supervisión por el Estado rector del puerto en la región, con el fin de continuar desempeñando una función primordial en el logro de los objetivos de la seguridad y protección marítima y la protección del medio ambiente, incluida la prevención de la contaminación por los buques”.

A lo largo de la reunión, el Comité adoptó varias medidas inherentes a la armonización de los procedimientos de supervisión por el Estado rector del puerto, la transición hacia un nuevo régimen de inspecciones para determinar el perfil de riesgo de los buques a ser inspeccionados, así como el empleo de nuevas tecnologías para la capacitación virtual de los funcionarios responsables de la supervisión por el Estado rector del puerto y la aprobación de varios informes de actividades a ser presentadas en el próximo período de sesiones del Subcomité de implantación de los instrumentos (Subcomité III) de la OMI.

Otro aspecto que tuvo una marcada influencia en el desarrollo de la agenda, fue las repercusiones de la pandemia del Covid-19 sobre las actividades de supervisión por el Estado rector del puerto. En este contexto, cada Autoridad Marítima expuso sobre las medidas adoptadas a nivel nacional. Entre ellas se destacaron la exigencia de planes de cambio de tripulaciones y de repatriación elaborados por la compañía del buque afectado y refrendados por el Estado de abanderamiento; el establecimiento de puentes sanitarios en coordinación con las autoridades de salud locales y la elaboración de protocolos previos de actuación, a fin de llevar a cabo las inspecciones evitando posibles fuentes de contagio. También se hizo referencia a la responsabilidad del Estado de abanderamiento en relación con el refrendo de certificados de seguridad basados en inspecciones remotas llevadas a cabo por Organizaciones Reconocidas y la coordinación de medidas sanitarias con otras autoridades interesadas; entre otras cuestiones de interés.