Claudio Moroni participó de una Cumbre Mundial organizada por la OIT

El Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, formó parte del evento, realizado de manera virtual, en el que se abordó la reactivación productiva y el futuro del trabajo en las Américas.


Claudio Moroni, titular de la cartera laboral, participó de una Cumbre Mundial virtual, convocada por la Organización Mundial del Trabajo (OIT), que tuvo como tema central la reactivación productiva y el futuro del trabajo en las Américas.

Durante el evento, también se escucharon las intervenciones de Colin Jordan, Ministro de Trabajo y Relaciones de Asociaciones Sociales de Barbados; Geaninna Dinarte Romero, Ministra de Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica; Pablo Mieres, Ministro de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay; y Rafael Freire Neto, Secretario General de la Confederación Sindical de trabajadoras y trabajadores de las Américas (CSA), entre otras autoridades vinculadas al ámbito del Trabajo y el Empleo.

Los Ministros y Secretarios expusieron acerca del impacto del Covid-19 en el panorama laboral del continente y las respuestas políticas de cada Gobierno. Moroni realizó un repaso por las medidas tomadas en Argentina para proteger la salud, el empleo y las unidades productivas, y analizó el panorama a futuro, afirmando que “Argentina es un país muy heterogéneo, tiene diferentes niveles de desarrollo, tanto por sectores como por actividades; debemos trabajar en el diálogo tripartito, Estado, empresas y sindicatos, teniendo en cuenta esta heterogeneidad de sectores, de modo tal de ir ajustando las cosas para salir con políticas de empleo y producción”.

La introducción estuvo a cargo de Vinicius Pinheiro, Director de OIT Américas, que realizó un relevamiento de las cifras, las proyecciones y las estadísticas de la pandemia en América Latina, y alertó que el número de desempleados en la región podría aumentar al récord histórico de 41 millones de personas. Ante esta realidad adversa, las intervenciones también giraron en torno a sentar las bases para la recuperación de los mercados de trabajo a mediano y largo plazo, y la construcción de una mejor normalidad. Al respecto, Moroni recalcó que la agenda de la OIT debe estar orientada a fortalecer “el trabajo digno y la reducción de las desigualdades”.