Claudio Moroni explicó ante el Senado el proyecto de reforma de los regímenes previsionales de privilegio

El ministro se presentó ante el plenario de comisiones del Senado para explicar la modificatoria del régimen previsional especial para funcionarios del Poder Judicial y del servicio exterior de la Nación.


En el Anexo de la Cámara Alta, el titular de la cartera laboral transmitió ante el plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda que el objetivo del Gobierno es "reforzar el carácter solidario y redistributivo del sistema previsional”, a la vez que destacó la necesidad de corregir su déficit creciente.

"No pretendemos que este régimen previsional pierda su carácter de especial sino disminuir los más de 9 mil millones de pesos que tendrá de déficit, por ejemplo, este año", argumentó, para luego concluir que “nos parecía que teníamos que ordenarlo. Por esto pregunto: ¿cuánta desigualdad es necesaria para que un juez actúe en forma independiente? Tiene que haber un límite. Pretendemos que el haber tenga relación con el esfuerzo contributivo”.

El presidente de la comisión de Trabajo, el senador por la provincia de La Pampa Daniel Lovera, confirmó que el Plenario aprobó un dictamen de mayoría y, entonces, la norma podría ser aprobada el próximo jueves, cuando se trate en la sesión del Senado.

Acompañaron al ministro Claudio Moroni el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi, que calificó a la iniciativa del Gobierno como "un primer paso como para descomprimir una situación de falta de solidaridad cuando vemos que el 5% de los jubilados se lleva el 25% de los fondos del sistema”, y el director ejecutivo de la Anses, Alejandro Vanoli, quien afirmó que "es difícil justificar que se paguen jubilaciones de 280 mil pesos cuando las mínimas están en 20 mil" y pidió "enmarcar" la discusión por las jubilaciones de privilegio en una situación "más general" que afecta al país.

Vale recordar que el proyecto tratado por Diputados, y que la semana entrante podrá ser convertido en ley, establece una nueva fórmula para calcular el haber inicial que hoy es del 82% del último sueldo y que en el futuro se hará en base al promedio de los últimas 120 remuneraciones al valor actualizado, al igual que el régimen general. Además, aumenta en forma gradual a 65 años la edad para acceder en el caso de los hombres al beneficio jubilatorio, pero mantiene en 60 años la opción para las mujeres; por último, para poder acceder a este régimen deberán haber trabajado 10 años seguidos en el Poder Judicial o 15 años en forma interrumpida de los 30 años que deberán haber aportado al sistema jubilatorio.