Chivilcoy: Se evitó que más de 21 Kg de chacinados lleguen a los consumidores

Agentes del Senasa decomisaron la mercaderia al encontrarse rótulos apócrifos y faltantes de documentación de amparo higiénico-sanitario.


Chivilcoy, (Buenos Aires) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) sacó del circuito comercial 21 kilogramos de chacinados detectados con irregularidades el pasado lunes 22 de abril, en la ciudad bonaerense de Chivilcoy, al realizar una inspección sanitaria sorpresiva para corroborar el estado documental e higiénico-sanitario de la mercadería en góndola ofrecida al público.

De este modo, personal especializado del Centro Regional Pampeano del Senasa –perteneciente al área de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria–, bajo la conducción de Damián Tursi, recorrió el lugar y constató que los embutidos ofrecidos a la venta (chorizos secos, mortadelas y bondiolas) no contaban con la documentación de amparo sanitario, sin su fecha de elaboración y vencimiento.

Las acciones se realizaron junto con el área de Bromatología de Chivilcoy, quienes labraron las actas correspondientes e informaron las decisiones tomadas al personal del comercio, para luego proceder al decomiso del total de los embutidos secos encontrados en el lugar.

El Senasa realiza estas acciones de control y prevención sanitaria junto con el área de Bromatología municipal, con el fin de concientizar a cada uno de los actores que intervienen en la cadena de producción de alimentos cárnicos para asegurar procesos continuos, sistemáticos y preventivos de elaboración, conservación, distribución y comercialización de alimentos seguros e inocuos, que protejan la salud de los consumidores.