Presidencia de la Nación

Chaco fue sede del primer Plenario Federal del CES, “Construyendo, desde el Norte Grande, la Argentina querida”

Agroindustria sostenible, acceso a la tierra, ordenamiento territorial, economías regionales, trabajos del futuro, innovación para las finanzas sostenibles y recursos para la biodiversidad fueron los temas debatidos en la primera de una serie de reuniones que el CES realizará en distintos puntos del país.


El Consejo Económico y Social (CES) realizó en Resistencia, Chaco, su primera plenaria en el interior del país, durante la cual se abordaron diversos temas estratégicos para el desarrollo sostenible del país, con un objetivo común: proponer soluciones colaborativas que puedan inspirar políticas de Estado en un marco de previsibilidad y confianza.

Finanzas sostenibles, innovaciones para la producción y el trabajo y gestión del territorio para el desarrollo inclusivo y federal fueron los ejes sobre los que se propuso una conversación colectiva. El encuentro contó con la presencia de funcionarios nacionales y provinciales, consejeros y consejeras, sindicalistas, empresarios y representantes de movimientos sociales.

En la apertura, el secretario de Asuntos Estratégicos y Presidente del CES, Gustavo Beliz, destacó que la jornada de trabajo llevada a cabo en Resistencia es “muy importante porque la Argentina se reconstruye desde la periferia al centro, desde abajo hacia arriba, desde las experiencias valiosas que están en las provincias”.

Beliz remarcó la necesidad de apostar al “diálogo” con el objetivo de “forjar un camino común”, en especial contemplando las propuestas que surgen desde las iniciativas provinciales. “Con el gobernador Jorge Capitanich, estamos desarrollando una idea que puede ser revolucionaria a nivel mundial: la posibilidad de convertir los recursos ecosistémicos que tiene Chaco en ingresos”, adelantó.

Por su parte, Capitanich se refirió al CES como “una herramienta extraordinaria para promover las coincidencias y procesar las disidencias, con el desafío de construir una sociedad plural e igualitaria”. Además, el gobernador del Chaco sostuvo que “hay que lograr un pacto político, económico y social; solamente se puede construir un país justo y equitativo con acuerdos, con desarrollo territorial, con integración de la educación y el trabajo. Debemos ponernos de acuerdo en el diagnóstico y maximizar las coincidencias”.

La plenaria

Durante la jornada se debatieron en profundidad los ejes propuestos por el CES, con la finalidad de impulsar un proceso un diálogo plural, fraterno y constructivo. En relación con las finanzas sostenibles se destacó la necesidad de trascender de una versión reducida de finanzas verdes para ir hacia un modelo más amplio que incluya la dimensión social y el diseño de instrumentos capaces de reducir la brecha de financiación en torno de la biodiversidad. Respecto a la dimensión productiva, se presentó como desafío promover voluntades empresariales y la capacitación de trabajadores para la adquisición de nuevas habilidades tecnológicas, de forma tal de incluirlos en un sistema que les permita desarrollarse de forma integral. También, avanzar en acuerdos que fortalezcan la diversificación de la matriz productiva y laboral, ampliando las oportunidades a lo largo y lo ancho de todo el territorio.

En tanto, sobre el acceso a la propiedad de la tierra, sus usos y su rentabilidad, se presentó como modelo posible el caso del Banco de Tierras para promover un desarrollo más equilibrado del territorio, puesto que la regularización dominial es necesaria pero no suficiente: se requieren servicios y conectividad para fortalecer el arraigo y brindar posibilidades a todos los argentinos y argentinas de desarrollarse en el lugar que hayan elegido para vivir.

La jornada se inició con el eje temático “Finanzas Sostenibles”, que se desarrolló a través de dos paneles: “Recursos para la Biodiversidad” e “Innovación para las Finanzas Sostenibles”. Sobre el diseño e implementación de políticas públicas destinadas a garantizar la sostenibilidad económica y financiera de las comunidades
que cuidan de estos activos fundamentales, debatieron Claudio Tomasi, Representante en Argentina PNUD y BIOFIN; Pablo Cortinez, Consultor Senior PNUD y BIOFIN y Gustavo Delbon, Representante Confederación Argentina de la Mediana Empresa y Vicepresidente de la Federación Económica de Chaco. La moderación estuvo a cargo de Ana María Llois, Vicerrectora de la UNSAM y Consejera del CES.

En el segundo panel, “Innovación para las Finanzas Sostenibles”, se presentó el proyecto EcoToken, una iniciativa innovadora que buscará, a través de una experiencia piloto en 100 mil hectáreas de campo, construir un mercado que valorice la economía del cuidado, de las personas y del ambiente, generando valor compartido de manera transparente, a través de activos de base digital. Participaron Rodrigo Rodriguez Tornquist, Subsecretario de Conocimiento para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación; y Jorge Capitanich, Gobernador de la Provincia del Chaco. Fue moderado por Carolina Carrillo, Investigadora Superior del CONICET y Consejera CES.

El encuentro continuó con el eje temático “Innovaciones para la producción y el trabajo”, donde se desarrollaron los paneles “Economías Regionales 4.0 y Trabajos del futuro” y “Agroindustria sostenible e integración en cadenas globales de valor”. Durante el primero, se debatió acerca de los mejores mecanismos para incorporar tecnologías que incrementen el valor agregado en sectores tradicionales. Participaron: Miguel Acevedo, Aceitera General Deheza y Consejero CES; Ediht Encinas, Presidenta de la Federación ACTRA y Consejera del CES; Jorge Pazos, Consejero Economías Regionales CAME. Moderó Paula Bibini, integrante del directorio UIA y consejera del CES.

En el panel “Agroindustria sostenible e integración en cadenas globales de valor” se disertó sobre los principales desafíos para la integración productiva regional. La charla fue coordinada por Francisco Jure, Director de Prioridades Estratégicas, Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Nación, y participaron: Javier Vagabculov, Coordinador Regional INTA; José Martins, Presidente Consejo Agroindustrial, Consejero del CES; y Sebastián Lifton, Ministro Industria, Producción y Empleo de Chaco.

El último eje temático, “Gestión del Territorio para el Desarrollo Inclusivo y Federal” contó con el panel, “Problemáticas de Acceso a la Tierra”, donde se los repasaron los problemas que afectan el acceso a la tierra en nuestro país, con la presencia de Silvia Godoy, Unión de Pequeños Productores Chaqueños; Alberto Vicenzi, representante de la UTEP y Elvio Guía, vicepresidente de la Federación Agraria Argentina. La moderadora fue Beatriz Tourn, responsable Capacitación CAME.

La jornada culminó con el segundo panel del último eje, “Ordenamiento territorial y gestión de la tierra para el desarrollo”, donde se reconoció el recurso de la tierra como elemento básico de la vida humana en sus diversas dimensiones y la necesidad urgente de repensar el territorio, de planear su distribución, su gestión, su uso con destino a la vivienda, la producción, la infraestructura, los servicios ambientales, entre otras cuestiones.

Fue moderado por Fernando “Chino” Navarro, secretario de Relaciones Parlamentarias y con la Sociedad Civil de la Nación. Sus oradores fueron: Marta Soneira, ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible de la Provincia del Chaco; Carlos Guillermo Haquim***, Vicegobernador de la Provincia de Jujuy y *Luciano Scatolini, secretario de Desarrollo Territorial, Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación.

Sobre el Consejo Económico y Social en el Norte Grande




El Consejo Económico y Social brinda un marco para escuchar propuestas, organizar intercambios, detectar puntos de acuerdo y acompañar las transformaciones necesarias para el país. A su vez, el Consejo es promotor de una cultura de encuentro que convoca a todos los sectores con una consigna clara: recomenzar mejores.

El Norte Grande es un territorio diverso y lleno de oportunidades: el potencial productivo de las economías regionales de frutas, cereales y otros productos; la disponibilidad de recursos estratégicos como tierras, acuíferos y minerales; y la experiencia resiliente de sus trabajadores, le otorgan a la región un rol protagónico en este proceso.

Scroll hacia arriba