Chaco: Capacitación sobre picudo a productores familiares de algodón agroecológico

La realizaron profesionales del Centro Regional Chaco Formosa del Senasa en el paraje Campo Medina de la localidad de Pampa del Indio.


PAMPA DEL INDIO (Chaco)- En el paraje Campo Medina de la localidad chaqueña de Pampa del Indio, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) capacitó sobre monitoreo y prevención de picudo del algodonero (Anthonomus grandis Boheman), a 9 agricultores de familias de la etnia Qom que cultivan algodón en sistemas agroecológicos y a representantes de la Asociación de Pequeños Productores de Pampa del Indio (APPCh).

En la jornada, Julio González, del Centro Regional Chaco Formosa del Senasa, explicó el ciclo biológico y características del picudo, modo en el que funcionan las trampas para picudo, lugar y periodo en que se las debe colocar y durabilidad de la feromona (sustancia química que actúa como atrayente).

La trampa es una herramienta fundamental para el monitoreo de la plaga, ya que permite conocer su presencia y obtener información para la toma de decisiones.

La producción de algodón utilizando sistemas agroecológicos se inició en el año 2017 con un grupo de familias Qom de Pampa del Indio y Presidencia Roca (a través de la Asociación Gualok), acompañadas por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Más adelante, en 2020 se suscribió un acuerdo entre la Fundación Dr. Ramón Carrillo Chaco y la APPCh y un convenio con el INTA.

En la presente campaña algodonera se encuentran registradas 38 familias que manifestaron intención de siembra en chacras ubicadas en El Asustado, Juan José Castelli, Santa Rita, Pampa Chica, Campo nuevo, Campo Medina, Pampa del Indio, Qochiñilae, Presidencia Roca, Rancho Viejo, Colonia Maipú, La Leonesa, El Moncholo y Las Palmas.

A los lotes de monitoreo que tienen las diferentes localidades donde se produce el cultivo, el Senasa incorporó un lote de algodón agroecológico en la estación que el INTA posee en Sáenz Peña. Dichos lotes son conocidos como estaciones de monitoreo y sirven para interpretar en cada zona la actividad de la plaga en tiempo real.