Presidencia de la Nación

Cerró la “Semana Internacional de Ciencia y Tecnología”

En el último día tuvo lugar el Foro Iberoamericano de Alto Nivel de Ciencia y Tecnología, la entrega de los premios “Eduardo Charreau” y la conferencia magistral del Premio Nobel de Física 2012, Serge Haroche.


Culminó hoy la “Semana Internacional de Ciencia y Tecnología”, donde la actividad principal fue el “Foro Iberoamericano de Alto Nivel de Ciencia y Tecnología”, encabezado por el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y el Secretario General de la OEI, Mariano Jabonero. Durante la jornada, se llevaron a cabo distintas actividades, donde se destacaron la entrega de los premios “Eduardo Charreau” y la conferencia magistral del Premio Nobel de Física 2012, Serge Haroche, a modo de cierre.

En la apertura del foro, Filmus destacó la labor de la OEI “que está comprometida con la educación, la ciencia y la cultura de la región. Ayer tuvo lugar la reunión de la CELAC que dejó de manifiesto la importancia de trabajar de forma conjunta y de avanzar en una integración más profunda”.

Con relación al Foro Iberoamericano, el ministro señaló que Argentina “forma parte de esta región cultural que es Iberoamérica. La península Ibérica fue la puerta de entrada para la articulación con el resto de Europa y en ello la OEI brindó un importante acompañamiento”.

Durante su exposición, Filmus explicó que en Argentina existe una ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación para llegar progresivamente al 1% del PBI para el año 2032: “Quiero destacar que cuando uno lee las estadísticas de la CEPAL -compartidas ayer en la CELAC- hay una distorsión y es el peso que tiene Brasil en el resto de la región (con PBI más abultado invierte en ciencia más del 1%) y la región está sobrevaluada en su promedio general debido a esto. Cuando uno ve el resto de la región -incluido Argentina y México, dos países con nivel de desarrollo importante- no estamos llegando al 1%. Esto implica el atraso que tenemos respecto a lo que invierten los países centrales”.

El ministro expresó que la ciencia es un eje central para el desarrollo y mencionó ejes para la toma de decisión: “Por un lado, tenemos la responsabilidad de ser demandantes y mostrar que la ciencia y la tecnología transforman la realidad de nuestros países, como por ejemplo, la transformación de los procesos productivos; por otro, la ciencia y la tecnología deben realizar un aporte para la resolución de los problemas sociales. Debemos legitimar esta demanda frente a la comunidad”.

Filmus afirmó: “Tenemos que ir sosteniendo la idea de invertir no menos del 1% en Ciencia y Tecnología para que quede fijado como un objetivo de toda la región”, y que este 1% no sea solo público sino que traccione los recursos privados”. Por último, el ministro se refirió a la formación de investigadoras e investigadores: “Debemos generar los mecanismos para formar doctorados y posdoctorados de alto nivel en la región para que puedan producir investigaciones que transformen nuestras realidades”.

Por su parte, Jabonero expresó: “Hacemos cooperación real para que suceda. Este foro tiene un sentido especial, es un foro abierto, no está sujeto a formalismos y es para intercambiar información y experiencias y, a partir de la realidad, construir el presupuesto. Este es el sentido de este acto. Queremos salir de aquí con los deberes hechos y hacer frente financieramente a los objetivos del presupuesto, que será aprobado el 19 de diciembre. Esperamos tener resultados tangibles”.

En la continuidad de la jornada, se realizó la entrega de los Premios “Eduardo Charreau” que estuvo encabezada por el Secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Diego Hurtado; el Secretario General de OEI, Mariano Jabonero; la Presidenta de la Asociación Argentina para el Progreso de la Ciencia, Susana Hernández, y Miguel Blesa, en representación de la Asociación Interciencia. También estuvieron presentes el Secretario de Articulación Científico Tecnológica, Juan Pablo Paz y la Presidenta del CONICET, Ana Franchi.

En su alocución, Hurtado felicitó a los ganadores, agradeció a los evaluadores de los premios y resaltó “la importancia que tienen los Premios ‘Eduardo Charreau’ para el Ministerio que se enmarcan dentro una tradición de escuela científica argentina alrededor de nuestros tres premios Nobel. Desde el Ministerio cuidamos el prestigio, la transparencia y el rigor de los premios”. El Secretario de Planeamiento realizó, también, un repaso por la trayectoria de Eduardo Charreau.

Fueron distinguidos Esteban Avigliano (CONICET, Argentina) en la categoría estímulo; Patricia Tissera (PUC, Chile) en la categoría trayectoria en ciencias exactas, naturales, biomédicas y tecnológicas; Eulalia Pérez Sedeño (CSIC, España) en la categoría trayectoria en ciencias sociales y humanidades, y hubo una mención especial del jurado para José Luis Solleiro (UNAM, México).

Seguidamente, se desarrolló el panel de Educación superior y ciencia post COVID-19 donde se realizó un conversatorio, coordinado por la Directora de Educación Superior y Ciencia de la OEI, Ana Capilla, del que participaron la Presidenta del CONICET, Ana Franchi; el Presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados de México, Javier López Casarin y los cuatro ganadores de los Premios “Eduardo Charreau”.

En ese marco, Franchi expuso sobre desde qué lugar se evalúa a la ciencia: “Durante la pandemia los trabajos científicos han aumentado un 20% en los últimos años pero agrego que no fueron los protagonizados por las mujeres ya que estas estuvieron al cuidado de la familia y de la educación de niños y niñas y esto ha dado como resultado un 20% menos de trabajos liderados por mujeres. Si nos basamos en la calidad de la ciencia solamente con lo que se publica dejamos de lado algo importantísimo que son los problemas que tiene la humanidad. Entonces si cuando evaluamos lo hacemos como a fines del siglo XX y no pensamos que la ciencia y la tecnología no se justifica sino está asociada a luchar porque nuestros países sean mejores, más inclusivos y le mejoren la vida a la gente tenemos que empezar a pensar cómo evaluamos la ciencia sin dejar de apoyar a la ciencia básica que es clave para el desarrollo científico y empezar a darle lugar también a las trayectorias que no son las tradicionales”.

En el último turno, el Ministro de Ciencia, Daniel Filmus dio la bienvenida al Premio Nobel de Física 2012, Serge Haroche, quien brindó una conferencia magistral sobre “la utilidad de la ciencia inútil”, abierta al público y en compañía de Secretario de Articulación, Juan Pablo Paz y la periodista científica Nora Bär.

Allí, Filmus agradeció la presencia de Haroche y subrayó que “es un orgullo que Serge haya estado con nosotros durante toda la semana. No solo está aquí en su carácter de Premio Nobel, sino porque compartimos muchas de las cosas que él piensa y siente. Una de ellas tiene que ver con la defensa de la ciencia básica en la que expresa: ‘La que llamamos inútil es la ciencia que está movida por la curiosidad y la útil es la que lleva a una aplicación y a dispositivos. Lo que decimos es que está mal oponer este tipo de ciencias. No hay forma de tener aplicaciones prácticas o útiles si no se hace ciencia básica o inútil antes. Los valores de la ciencia son los valores de la verdad y si se los enseña a través de la educación se podrán tener sociedades menos propensas a seguir personas que simplemente mienten todo el tiempo’”.

Luego, Juan Pablo Paz sostuvo que “Serge Haroche es un amigo de la Argentina, y de muchos de nosotros, que ha estado en nuestro país muchas veces, que en el año 2021 recibió el Nobel de Física por sus contribuciones sobresalientes a la realización de experimentos que permitieron lograr la manipulación de sistemas cuánticos individuales: átomos de a uno y fotones de a uno y hacerlos interactuar en condiciones nunca antes halladas. Sus trabajos, que buscaban explorar la frontera de la física cuántica y poner en evidencia los aspectos más anti-intuitivos de la física cuántica, abrieron camino al desarrollo de aplicaciones en el campo de la información cuántica, de las comunicaciones y en el desarrollo de sensores de distinto tipo”.

La Semana Internacional de Ciencia y Tecnología –que comenzó el 18 de octubre y se extendió hasta hoy- estuvo organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación junto a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Participaron en el foro autoridades de las áreas de Ciencia y Tecnología de: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay; como observadores, Surinam, Jamaica, Guyana, y las organizaciones IICA, Unión Africana, FESIDUAS, UNESCO y CAF.

Scroll hacia arriba