Ceremonia por el 36° aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina


El Ministerio de Defensa informa que se llevó a cabo la ceremonia por el 36° aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), ocurrido en 1982 durante el Conflicto del Atlántico Sur, en la III Brigada Aérea de Reconquista, provincia de Santa Fe.

El acto estuvo presidido por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general VGM Enrique Víctor Amrein, quien asistió acompañado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general VGM Bari del Valle Sosa; la secretaria de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias, Graciela Villata, y autoridades nacionales, provinciales, militares e invitados especiales.

La ceremonia central comenzó con la entonación del Himno Nacional y una invocación religiosa, tras lo cual Amrein pronunció el discurso alusivo a la fecha.

"El 1° de mayo de 1982 nuestros pilotos volaron para recuperar la soberanía sobre el territorio y la más joven de las Fuerzas Armadas de la Nación le demostró al mundo entero que la unión hacía la diferencia y que era el primer eslabón de una cadena de sucesos que tiempo después marcaría un paradigma indiscutible”, manifestó el jefe de la FAA.

“Tenemos la obligación moral de honrar a estos hombres que lucharon por la Patria con el objetivo de recuperar nuestras Islas Malvinas. Ellos son nuestro ejemplo a seguir y quienes nos llenan de orgullo y compromiso a diario en cada una de nuestras acciones”, agregó.

“La Fuerza Aérea hoy goza del prestigio que ellos supieron construir con sus acciones, demostrando en plenitud la vocación que los acompañó desde el primer día de su carrera militar”, concluyó Amrein.

Luego, el brigadier (R) VGM Miguel Cruzado, también hizo uso de la palabra y manifestó: "No caben dudas que valores como la responsabilidad, el cumplimiento del deber, la voluntad de servicio y el espíritu de sacrificio estuvieron presentes en todos aquellos hombres, a los cuales tenemos la obligación de honrar su memoria”.

“Hoy, la Fuerza Aérea Argentina tiene sus héroes: oficiales, suboficiales, soldados y civiles, que demostraron valor y coraje. Supieron entregar su vida en defensa de la soberanía nacional o, como dijo un periodista del diario ABC de Madrid en su artículo publicado con el título 'La audacia de los Pilotos Argentinos en los combates del Atlántico Sur', dieron su vida por su comunidad que les ha encomendado su defensa y, en último término, algo tan simple como el cumplimiento del deber”.

La ceremonia continuó con la lectura de la nómina de los caídos en combate de la FAA, a cargo del Brigadier (R) VGM José Luis Pontecorvo, y luego se hizo un emotivo toque de silencio.

El Bautismo de Fuego de la FAA fue el 30 de abril de 1982, cuando el grueso de la fuerza de tareas inglesa se había reunido a unos 400 kilómetros al noreste de Puerto Argentino y su comandante, el vicealmirante Sandy Woodward, ubicado en el buque insignia de la flota, el HMS Hermes, tenía órdenes de iniciar el ataque al día siguiente con el fin de cumplir la operación Corporate, que consistía en la recuperación de las islas.

El 1º de mayo, para lograr su cometido, las fuerzas británicas comenzaron a las 4:40 bombardear con aviones Vulcan y Sea Harrier los dos aeródromos militares establecidos por la FAA en Puerto Argentino y Puerto Darwin. También enviaron buques del grupo de asalto anfibio a las costas malvinenses.

La reacción de la FAA fue inmediata y a las 16 de aquel 1º de mayo comenzó la denominada “Batalla Aérea de las Malvinas”, durante la cual los aviones argentinos realizaron 57 salidas aéreas en misiones de cobertura y ataque a blancos navales británicos, lanzando solo contra la flota 20 toneladas de bombas.

Durante esta primera batalla librada por la FAA en su historia, que constituyó su Bautismo de Fuego, fallecieron el capitán Gustavo Argentino García Cuerva, el primer teniente Mario Hipólito González, el primer teniente José Leonidas Ardiles, el teniente Daniel Antonio Jukic, el teniente Eduardo Raúl de Ibáñez, el cabo principal Mario Duarte, el cabo principal Juan Antonio Rodríguez, el cabo primero Miguel Angel Carrizo, el cabo primero José Alberto Maldonado, el cabo primero Agustín Hugo Montaño, el cabo primero José Luis Peralta, el cabo primero Andrés Luis Brasich, el soldado clase 63 Héctor Ramón Bordón y el soldado clase 63 Guillermo Osvaldo García.