Presidencia de la Nación

Ceremonia en Puerto Belgrano por el 39° aniversario del hundimiento del “Belgrano”

La ceremonia se llevó a cabo en el monumento que perpetúa su memoria.

Puerto Belgrano – Esta mañana, en el monumento construido a metros del edificio del Comando de la Flota de Mar en la Base Naval Puerto Belgrano, se llevó a cabo una ceremonia conmemorativa a 39 años del hundimiento del crucero ARA “General Belgrano”. Allí se emplaza una hélice a modo de homenaje, donde todos los años se rinden los honores en memoria de los 323 tripulantes que dieron la vida por la Patria.

Presidida por el Comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada (COAA), Contraalmirante Juan Carlos Daniel Abbondanza, acompañado por el Comandante de la Flota de Mar, Contraalmirante Jorge Juan Siekan, y el Presidente de la Asociación Última Tripulación y Familiares del crucero ARA “General Belgrano”, Suboficial Mayor VGM (RE) Jorge Antonio Páez.

Luego del ingreso de las autoridades y ante un reducido número de familiares e invitados especiales –siguiendo con las medidas preventivas por la pandemia de COVID-19– se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y, posteriormente, el Comandante de la División de Corbetas, Capitán de Navío Jorge Horacio Calafell, pronunció palabras alusivas.

En ellas relató los momentos previos al hundimiento del crucero; describió la sucesión de los hechos del “gigante herido de muerte” y las horas posteriores, con “un mar poblado de balsas”. De los 1093 tripulantes, muchos fueron rescatados pero a los que nunca volvieron, los seguimos recordando cada 2 de mayo por su entrega, patriotismo, compromiso, coraje y por ser ejemplo de generaciones pasadas, presentes y futuras.

Seguidamente, el Capellán Castrense de la Flota de Mar, presbítero José Luis Toya, realizó una invocación religiosa en la que destacó: “Nunca olvidaremos a nuestros héroes, testimonios de lealtad y abnegación por la Patria”.

A continuación, los contraalmirantes Abbondanza y Siekan, junto al Suboficial VGM (RE) Páez, descubrieron en el monumento una placa conmemorativa. En el cenotafio están inscriptos los nombres de los 323 marinos fallecidos y en él reza la frase: “Irse a pique antes que rendir el pabellón”. Luego se procedió a la colocación de ofrendas florales.

En nombre del Centro de Veteranos de Guerra y Familiares de Caídos en Malvinas, su presidente, Suboficial Mayor VGM (RE) Luis Martín Higueras; por la Asociación Última Tripulación y Familiares del crucero ARA “General Belgrano”, lo hizo su Presidente. Por las esposas e hijos, fu el turno del Capitán de Corbeta Federico Orellana junto al Suboficial Retirado Páez nuevamente. Y, por último, en nombre de la Armada Argentina, la entrega floral fue colocada por las autoridades que presidieron la ceremonia.

Con la entonación de las estrofas de la Marcha de la Armada, se dio por finalizada la ceremonia.

Scroll hacia arriba