#CelebremosTodos: concientización sobre el no uso de pirotecnia

La Colonia Nacional Dr. Manuel Montes de Oca realizó la campaña #CelebremosTodos


En ocasión de las fiestas de fin de año el Centro Interdisciplinario de Salud Mental de la Colonia Nacional Dr. Manuel Montes de Oca (CNMO) realizó una campaña con el objetivo de concientizar sobre el impacto nocivo que tiene el uso de pirotecnia sonora en personas con discapacidad intelectual y otras problemáticas de salud mental. La misma estuvo a cargo de las secciones de Redes Socio-Comunitarias, Salud Mental Infanto- Juvenil y Genética.

A través de la consigna #CelebremosTodos se pretendió dar a conocer cuáles son los posibles efectos que la pirotecnia genera. Las personas con discapacidad intelectual, trastorno de hiperactividad con déficit de atención, con condiciones del espectro autista, otras problemáticas de salud mental, y personas mayores, son más sensibles a los estímulos externos: sonidos, las imágenes y los olores. Por esta razón, los estruendos provocados por fuegos artificiales y pirotecnia les genera un alto nivel de ansiedad. Es común que experimenten tensión, miedo, y que lo manifiesten a través de gritos y crisis de llanto. En un intento por defenderse de los estímulos ambientales que les provocan malestar podrían llegar a taparse los oídos de manera desesperada, adoptando conductas repetitivas e incluso llegando a autolesionarse. Esta situación también repercute de manera negativa en sus familiares y cuidadores quienes en muchas ocasiones refieren quedarse sin herramientas para ayudarlos. Este escenario genera, entonces, que para muchas familias las fiestas de fin de año no sean un motivo de celebración sino de padecimiento.

Por este motivo desde el Centro Interdisciplinario de Salud Mental se invita a toda la sociedad a buscar maneras alternativas para celebrar. En este sentido, la Dra. Rosana Granato, Directora de la CNMO, refirió “es fundamental que como sociedad comencemos a encontrar formas de festejar que nos incluyan a todas y a todos. No nos podemos permitir que la diversión de unos sea el motivo de sufrimiento de otros”.