Ceden terrenos del Estado Nacional al Banco de Alimentos de Rosario


En la tarde de hoy se firmó la resolución mediante la cual la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), otorgó al Banco de Alimentos de Rosario (BAR) un permiso de uso sobre un inmueble del patrimonio nacional. El mismo, ubicado en calle Carriego al 300, será utilizado para radicar las instalaciones de la referida institución benéfica. El documento fue rubricado por el presidente de la AABE, Ramón Lanús, y por Mariano Grassi, presidente del BAR.

A partir de la implementación de la medida se destinará el inmueble de 9.300 m2 al BAR, para contribuir con su lucha contra el hambre y la desigualdad en el acceso a los alimentos. “Seguimos apostando al trabajo conjunto con los distintos municipios del país, aportando tierras del Estado Nacional para que cada uno de los proyectos locales logre concretarse”, sostuvo el Presidente de la AABE, Ramón Lanús.

Por su parte, el edil de Cambiemos, Carlos Cardozo, manifestó que “este tipo de convenios demuestran el firme compromiso del presidente Mauricio Macri en trabajar codo a codo con las instituciones que se dedican al bien público”. “En este caso se aborda un tema tan prioritario como es la asistencia a las personas en mayor situación de vulnerabilidad, que día a día reciben alimentos en los 180 comedores a los que provee de mercadería el BAR” continuó el concejal.

Asimismo, Cardozo sostuvo que “este era un terreno ocioso del Estado Nacional y a partir de hoy pasará a tener un fin social importantísimo, como parte del apoyo a una institución que merece todo el apuntalamiento de la gestión nacional”.

Finalmente, Ramón Lanús opinó que “desde nuestro lugar trabajamos diariamente junto a muchas Asociaciones Civiles del país para satisfacer las necesidades básicas de todos los ciudadanos, como en este caso, la alimentación”.

El BAR es una Asociación Civil sin fines de lucro que trabaja diariamente para recuperar alimentos que no pueden ser comercializados, pero sí son aptos para el consumo. Una vez recolectados, los distribuye entre organizaciones que asisten a personas o familias de bajos recursos.