Carta del director general de la OIT a la Presidenta

Muy querida Presidenta, es con profundo dolor que recibí la noticia del fallecimiento de su esposo. Ante esta dura embestida del destino, las palabras no surgen fácilmente. Quiero que sepa que estoy pensando muy especialmente en usted, y que estoy muy cerca suyo. En la Organización Internacional del Trabajo nos unimos a usted y a su familia en estos momentos de tristeza y los acompañamos con nuestros sentimientos. Personalmente y en mi calidad de director general de la OIT, le hago llegar mis más sentidos pésames. Con amistad y mucho cariño, Juan Somavía


Muy querida Presidenta, es con profundo dolor que recibí la noticia del fallecimiento de su esposo. Ante esta dura embestida del destino, las palabras no surgen fácilmente. Quiero que sepa que estoy pensando muy especialmente en usted, y que estoy muy cerca suyo.

En la Organización Internacional del Trabajo nos unimos a usted y a su familia en estos momentos de tristeza y los acompañamos con nuestros sentimientos. Personalmente y en mi calidad de director general de la OIT, le hago llegar mis más sentidos pésames.

Con amistad y mucho cariño, Juan Somavía