Presidencia de la Nación

Capacitación a mediadores y mediadoras prejudiciales sobre perspectiva de género en los procesos de gestión de conflictos

Capacitamos y fomentamos los métodos pacíficos de resolución de conflictos en el marco de los ODS de la ONU, el de igualdad de género y el de acceso a la justicia.


La capacitación nace por una propuesta de la Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos (DNMyMPRC) para dar cumplimiento a una de las acciones primarias de la Dirección, que es capacitar y fomentar los métodos pacíficos de resolución de conflictos en el marco de los ODS de la ONU, el de igualdad de género y el de acceso a la justicia. Entendiendo que el acercamiento a esta  temática de género y violencias contra las mujeres es una herramienta necesaria para la tarea cotidiana del mediador/mediadora.

Dicha capacitación responde al Plan Nacional de Acción contra las violencias con motivos de género y fue diseñada desde el área de género del Equipo Docente.
La misma propone abordar de manera participativa, federal, multiagencial, transversal e interseccional, una problemática estructural, que requiere del compromiso de todos y todas para construir una sociedad más justa e igualitaria.
Se desarrolla en dos modalidades: asincrónica, en el Campus virtual de la Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos,  Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y sincrónica: a través de la plataforma Zoom del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, realizando dos encuentros, uno al inicio de la capacitación y otro al cierre de la misma.

El curso consta de cuatro unidades que se desarrollan una vez por semana. Los y las participantes deben leer el material y realizar las actividades propuestas; una evaluación por cada unidad para acceder a la siguiente y un trabajo integrador al final del curso.
Para acceder a la certificación deberán completar todos los trabajos requeridos como así también concurrir a los encuentros sincrónicos.
Incorporar la perspectiva de género en los procesos de resolución de conflictos no es una elección sino una recomendación de buenas prácticas.

Scroll hacia arriba