Campaña de la Armada por el Día Mundial del Donante de Sangre

Bajo el slogan “Los valores y la pasión por el mar nos identifican, la sangre nos une”, la Armada impulsa una campaña de donación voluntaria de sangre.


Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, la Armada Argentina lanza la campaña de donación de sangre “La Sangre Nos Une”.

Considerando las estadísticas globales de nuestro país, desde el comienzo de la cuarentena, la donación de sangre ha disminuido considerablemente. Por tal motivo, esta campaña solidaria busca impulsar el aporte voluntario de sangre; un aporte que salva vidas, que puede ser la de cualquiera de nosotros, un familiar, un vecino o un amigo.

El próximo martes 16 de junio de 7.30 a 13, Hospital Naval Buenos Aires “Cirujano Mayor Dr. Pedro Mallo” –ubicado en Av. Patricias Argentinas 351 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires– estará recibiendo a quienes quieran donar en el marco del Día Mundial del Donante de Sangre.

Asimismo, en dicho hospital se puede donar de manera habitual, de lunes a domingo de 7.30 a 10.30.

En tanto que en el Hospital Naval Puerto Belgrano, recibe a los donantes de lunes a jueves de 7.30 a 9.

Información a tener en cuenta

Una donación tarda aproximadamente 15 minutos. En Argentina se necesitan 5.000 donaciones diarias.

¿Quiénes pueden donar sangre?

• Personas entre 18 y 65 años, que pesen más de 50 kilos y gocen de buena salud. En el marco de la actual pandemia se debe estar especialmente atentos a no tener síntomas compatibles con COVID-19 y no haber estado en contacto reciente –menos de 14 días– con pacientes que hayan dado positivo al test de COVID.

• Presentar DNI u otro documento que acredite su identidad.

• No debe estar en ayunas. Puede ingerir un desayuno que no contenga lácteos.

• Entre una donación y otra deberá pasar por lo menos 8 semanas.

Cada vez que donás sangre podés ayudar a salvar hasta tres vidas.

El Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre se estableció mediante la ley N° 25.936, en conmemoración de la primera transfusión de sangre realizada en el país, el 9 de noviembre de 1914, en el Instituto Modelo del Hospital Rawson de la Capital Federal, por el doctor Luis Agote.

Aquel acontecimiento que hizo posible la conservación de la sangre en estado líquido con citrato de sodio fue el punto de partida en todo el mundo para el desarrollo más importante hasta entonces conocido, para el traspaso de sangre entre humanos que tantas miles de vidas permitió salvar.