Campaña Antártica de Verano: trabajos en Carlini

Ayer por la madrugada arribó el rompehielos ARA “Almirante Irízar” a la base antártica Carlini. En la caleta Potter ya se encontraba, desde el día anterior, el aviso ARA “Bahía Agradable”, cuyo personal estaba realizando la descarga de material científico. Nuevamente los dos botes MK6 y las lanchas EDPV fueron el puente logístico.


Antártida – Ayer por la madrugada arribó el rompehielos ARA “Almirante Irízar” a la base antártica Carlini. En la caleta Potter ya se encontraba, desde el día anterior, el aviso ARA “Bahía Agradable”, cuyo personal estaba realizando la descarga de material científico.

Nuevamente los dos botes MK6 y las lanchas EDPV fueron el puente logístico para la descarga en esta oportunidad de 100 m³ de GOA (Gas Oil Antártico). Los “rolling” que lo contienen fueron depositados sobre la playa y luego conectados a una red de distribución que transporta el combustible hacia los tanques de almacenamiento.

Con respecto a las actividades, el Jefe de Base, Mayor Gustavo Sánchez, destacó el valor que tiene el trabajo en equipo. La dotación que tendrá a su cargo durante todo el invierno, está compuesta por 19 personas de las tres Fuerzas Armadas; sin embargo, actualmente ese número asciende a 76 dado que se encuentran grupos de científicos realizando actividades durante el período estival.

)

Más allá de la descarga de materiales, el Mayor Sánchez resaltó la importancia del repliegue de residuos: “el aviso se llevará parte de los tambores de residuos. Estos inicialmente se clasifican en tres grupos y luego pasan a una planta de tratamiento en la que hay una compactadora y un incinerador. Después son entamborados o encajonados, según corresponda, para replegarlos durante la Campaña Antártica de Verano”.

Además, explicó que si bien durante estos meses las actividades son intensas, se trabaja durante todo el año. “Como en todas las bases, tenemos una tarea continua de mantenimiento en lo que hace a vehículos, infraestructura, sistema de comunicaciones y a las rutinas de bienestar del personal que inverna. La dotación también les brinda apoyo logístico constante a las actividades científicas como por ejemplo en el mantenimiento de refugios y traslado de materiales”, explicó el Jefe de Base.

Carlini, una base con historia

La base científica Carlini está ubicada en la Isla 25 de Mayo y es administrada por la Dirección Nacional del Antártico y el Instituto Antártico Argentino. El personal encargado de las tareas logísticas pertenece al Componente Terrestre del Comando Conjunto Antártico, y a su vez cuenta con personal especializado en buceo antártico del Ejército y de la Armada, los cuales llevan a cabo la recolección de muestras. Para esta tarea cuentan con una cámara hiperbárica, que permite cumplir las tareas de buceo bajo normas específicas de seguridad.

Fundada en 1953 bajo el nombre Refugio Naval Caleta Potter, al cual con posterioridad se le agregó una Estación Aeronaval; también fue conocida como “Jubany” en homenaje a un piloto de la Aviación Naval, que falleció en un accidente aéreo. En ella se sitúan el Laboratorio Antártico Multidisciplinario Carlini (LACAR) y el Laboratorio Argentino, donde se realizan principalmente estudios de la atmósfera.

Con la colaboración de Alemania, se instaló en 1994 el Laboratorio Dallman donde se abordan diferentes estudios de la biología costera y terrestre. También en convenio con el Instituto Nacional de Oceanografía y Geofísica Experimental de Trieste en Italia, se encuentra funcionando desde 2001, una estación sismológica.