Camila Arregui: "La angustia va quedando atrás”.

La santafesina es una de las integrantes del dúo argentino de nado sincronizado que buscará en marzo el pasaje a Tokio


Las protagonistas de nado sincronizado argentino arrancaron la cuarentena el 10 de marzo al regresar del Abierto de Francia. Luego debieron acomodarse al entrenamiento en casa por casi 90 días y desde hace un mes y medio el dúo conformado por Camila Arregui y Trinidad López volvió a al agua con vista al Preolímpico reprogramado para marzo de 2021.

“Volver al agua no fue fácil, nos sentíamos raras al principio, pero por suerte ya estamos muy bien y vamos a dar todo para clasificarnos a los Juegos Olímpicos. Esperemos que salga pronto la vacuna contra el COVID-19 -para que no corran riesgo de realizarse y podamos regresar a la competencia Entre otras competencias teníamos por delante el Sudamericano en Argentina y siempre es lindo participar de un torneo internacional en nuestro país”, explicó Camila Arregui ya en plena evolución de su entrenamiento.

Separadas, pero juntas. Arregui contó cómo fueron esos meses lejos de su compañera, con la que no dejó de estar incomunicada un solo día: “Con Trini nos llevamos muy bien y siempre nos alentamos, Fueron meses duros, entrenando de lunes a sábados cuatro horas por día a través de la plataforma Zoom con toda la Selección, más algunos entrenamientos extras para trabajar la marcación de las rutinas del dúo. Pero obviamente en el agua todo es distinto. Nos costó adaptarnos, pero por suerte ahora estamos cada vez mejor y creo que vamos a alcanzar pronto nuestro mejor nivel. La angustia y la incertidumbre van a quedando atrás”.

El resto del seleccionado de nado sincronizado pudo regresar al natatorio hace tres semanas. Y tanto ella como su compañera lo celebran. “Para nosotras fue muy importante que se fueran sumando las demás chicas del equipo a los entrenamientos, esto quiere decir que poco a poco todo se va flexibilizando; aunque debemos tener muchos cuidados y respetar al máximo los protocolos”, cerró la joven rosarina, referente junto a Trinidad López de este deporte en la Argentina, tras el retiro de las mellizas Ethel y Sofía Sánchez.