Cabandié visitó Tucumán con una agenda intensa y variada


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié tuvo una intensa agenda en la provincia del norte del país marcada por la reunión del Consejo de Seguridad, la visita al laboratorio de la Secretaría de Medio Ambiente y el recorrido por la experiencia de trabajo sobre residuos sólidos urbanos en la ciudad de Tafí Viejo.

La presencia del funcionario nacional en la provincia gobernada por Juan Manzur, se produjo en el marco de la Reunión del Consejo de Seguridad donde el ministro firmó junto a los ministerios de Justicia y de Seguridad, el INAI y Parques Nacionales, una acta acuerdo para constituir el Mecanismo de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales con los Pueblos Originarios.

Más tarde, el ministro recorrió, junto al secretario de Ambiente de Tucumán, Alfredo Montalván, el laboratorio de la cartera de ambiente provincial que posee la capacidad técnica para la detección de contaminantes. Luego, junto al intendente de la ciudad tucumana de Tafí Viejo, Javier Noguera, se trasladaron hacia esa localidad para conocer las experiencias exitosas relacionadas a establecimientos en donde se reciben y reciclan los residuos sólidos urbanos (RSU).

En contexto de su visita, Cabandié afirmó que desde la cartera a su cargo la gestión de los residuos se va a “abordar integralmente”. “Vamos a hacer estudios integrales para buscar soluciones integrales. No es solamente transferir fondos, sino también trabajar a conciencia y con la sociedad, si no, los cambios no son posibles”.

El ministro destacó que “en el marco de la gestión actual se va a trabajar tanto con las provincias como con los municipios, ya que los ámbitos son de competencia local, independientemente de que las provincias también tienen las responsabilidades presupuestarias y de política pública, pero esencialmente son problemáticas locales que se tienen que abordar integralmente”.

En primer lugar, el titular de la cartera de Ambiente se dirigió hacia Punto Verde, que es el mayor receptor de residuos secos urbanos, y que funciona las 24 horas del día. Los vecinos pueden acercar a este espacio materiales como papel, cartón, vidrio, metales, plástico, aceite vegetal, entre otros. La obra se ejecutó con fondos municipales y tiene una dimensión de 160 metros cuadrados, una calle interna con pavimento articulado y la permanente atención de promotores ambientales que asesoran a los vecinos a la hora de dejar sus residuos secos.

Más tarde, se trasladó hacia el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico (CIAT). Allí funciona la primera planta de tratamiento de residuos reciclables de la provincia que, además de promover el aprovechamiento total de residuos secos como papel, cartón, plástico, latas, vidrio y textiles, tanto de la propia localidad como de los municipios cercanos, genera decenas de puestos de trabajo. Los residuos son tratados mediante diversas maquinarias con el fin de optimizar el sistema de recolección de basura y su tratamiento para el cuidado ambiental.

Al conocer las experiencias de gestión de residuos en el municipio tucumano, el ministro consideró que se trata de un ejemplo a seguir; “esto sorprende realmente porque es una ingeniería entre lo técnico, lo social y la política casi perfecta”. En ese sentido enumeró las acciones que se llevan a cabo: “El trabajo y la forma en la que se lo hace; con los puntos verdes, comunicando a la familia, a la gente; el punto de separación; los distintos productos que se comercializan. La economía circular que funciona en esta planta”. “Hasta ahora no ví en el país una experiencia parecida, que esté tan bien hecha y de forma tan integrada”, celebró.

“Esto demuestra que cuando hay voluntad, conciencia y sensibilidad para cuidar al planeta y a la sociedad, se puede hacer”, concluyó Cabandié.

Por su parte, el intendente señaló en relación al trabajo que realiza el municipio en la materia: “Desde el punto de vista económico es de una gran utilidad, porque ya no estamos soterrando los residuos y, al mismo tiempo, estamos vendiendo estos materiales y estamos dando trabajo a unas 48 familias”. A su vez, celebró la presencia del ministro: “Estoy agradecido por la visita de Juan que nos permite visibilizar esta experiencia. Es una gran motivación su visita a poco tiempo de haber asumido su gestión”.

Tafí Viejo es el primer municipio de Tucumán que comenzó a trabajar hace dos años en la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), un programa que permite el tratamiento de gran parte de los residuos. Este inició junto con la gestión del intendente Javier Noguera y se implementa en la ciudad en torno a tres pilares fundamentales: la separación en origen, la recolección diferenciada y el tratamiento del material reciclable en la planta del Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico (CIAT).

La separación de los RSU en origen significa que los vecinos se comprometen, involucran y son socios de la municipalidad en la recuperación de los residuos secos, al separarlos en sus hogares. Para llegar a esto se trabajó junto a las instituciones de la ciudad mediante capacitaciones de promoción ambiental y la ejecución de campañas comunicacionales.

El próximo eslabón de la cadena es la recolección diferenciada de los residuos (húmedos y secos), a cargo de la municipalidad y mediante una diagramación de acuerdo al territorio. Hoy las taficeñas y taficeños saben qué día y en qué horario pasa el camión recolector por su barrio para retirar cada material.

El eje central del proyecto está en el CIAT donde está la Planta de Separación, Clasificación y Revalorización de los RSU secos. Este es un centro tecnológico de 5 hectáreas que tiene, además, un aula verde para recibir a las instituciones, tanto públicas y privadas. Desde su inauguración visitaron la planta 7 mil alumnos de todos los niveles, que llegan a conocer el tratamiento de los residuos, único en el NOA.

Hasta la actualidad se comercializaron 743 toneladas de residuos secos, lo que generó un ingreso a las arcas municipales de más de 4 millones de pesos.

Participaron en la comitiva de Ambiente junto al ministro, el presidente de la Administración de Parques Nacionales, Daniel Somma, el secretario de Monitoreo y Control, Sergio Federovisky, y el coordinador de Residuos Sólidos Urbanos, Manuel Matheu. A su vez, acompañaron por el Gobierno tucumano, el secretario de Gestión Ambiental e Infraestructura, Alberto Barrera, el director de Medio Ambiente, José Luis Vega, el presidente de la Comisión de Ambiente de la Cámara de legisladores, Gerónimo Vargas Aignase. También participaron los intendentes santiagueños de Clodomira, José Herrera, y la intendenta de la Municipalidad de Santiago del Estero, Norma Fuentes.