Cabandié sobrevoló el delta del río Paraná en la zona afectada por las quemas de pastizales

El Ministerio de Ambiente de la Nación declaró, este fin de semana, la emergencia ambiental en el área crítica.


En el marco de las acciones que realizan las provincias afectadas y el Gobierno nacional para controlar los focos de incendio, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, junto a la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet, y el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld, sobrevoló la zona afectada, declarada en emergencia ambiental.

“Tenemos la firme voluntad de detener estas quemas. Lamentablemente, sabemos que es una práctica que se ha intensificado en los últimos años pero vamos a combatirla por la gravedad de las consecuencias que provoca para el ambiente y la salud pública, afectando mucho a los habitantes de las zonas aledañas”.

Por otra parte, Cabandié afirmó: “Como ministro de Ambiente de la Nación me voy a presentar a la Justicia. Voy a solicitar que todo el gasto del Gobierno nacional en el combate de este fuego irracional sea computado a los dueños de los campos donde se han hecho las quemas”. En ese sentido, mediante resolución ministerial, se requirió a la provincia de Entre Ríos los datos catastrales y de titularidad dominial, a fin de identificar los propietarios de los terrenos donde se producen los focos.

La ministra santafesina celebró la decisión de la Nación de declarar a la zona como crítica y consideró que la problemática requiere de soluciones de fondo. “Tenemos que pensar el uso que le vamos a dar al patrimonio de las islas, que hace muchos años sufre de las quemas y ahora la situación se agrava por la bajante del río y la sequía. Hay que preservar este ecosistema y no dañarlo”, afirmó.

El titular de la cartera nacional informó que se pusieron a disposición equipos de detección de focos de calor para prevenir futuros incendios y se enviarán dispositivos para medir la calidad del aire. Además, señaló que se va a asignar presupuesto para el inventario de humedales, en el marco de un trabajo de ordenamiento territorial sostenible que se realiza con las provincias, en articulación con el sector productivo, a fin de evitar “estos actos tan inescrupulosos y dañinos”.

Las acciones para controlar los focos ígneos están a cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación, el que dispuso dos aviones hidrantes, a los que se suma un helicóptero de Prefectura Naval Argentina, y en las próximas horas, otro de la Policía Federal. La Administración de Parques Nacionales, que depende del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, colabora con las fuerzas de seguridad en el combate del fuego, con un equipo especial de 28 brigadistas equipados con vehículos, herramientas de mano y motobombas, que pertenecen a los parques más próximos a la zona afectada.