Cabandié recorrió la obra del Sistema Riachuelo de Aysa-Acumar

Se trata de una gran obra de infraestructura que busca solucionar la capacidad de transporte de desagües cloacales en el área metropolitana, en pos de evitar la contaminación de la cuenca por efluentes de este tipo.


El titular de la cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, junto a la presidenta de AySA, Malena Galmarini, y al presidente de ACUMAR, Martín Sabbatella, visitó hoy el Sistema Riachuelo, una mega obra estratégica de saneamiento que permitirá mejorar la prestación del servicio a más de 4.3 millones de personas y, en un futuro, incorporar a 1.5 millones de habitantes a la red de cloacas. “Esta planta, que está en la última etapa, es una deuda pendiente. Va a redundar en beneficios ambientales y sanitarios, y va a mejorar significativamente a la cuenca Matanza Riachuelo”, afirmó el ministro.

Cabandié, quien estuvo acompañado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, sostuvo: “Es una obra importantísima que tiene como objetivos el cuidado del ambiente, el desarrollo social y el cuidado de la salud pública”. Tras la visita, el titular de la cartera ambiental explicó que “las obras constan de túneles que recolectarán los desagües cloacales, una planta que tratará los líquidos y de un túnel que volcará los líquidos ya tratados al Río de la Plata”.

“Como me comentaba Malena, es una planta de tratamiento que va a permitir que el emisario arroje los residuos cloacales a más de 12 kilómetros del Río, lo que la hace una de las más grandes del mundo”, dijo el ministro, y añadió: “Estas son las obras que nos tienen que enorgullecer, desarrollada por un equipo de ingenieros de nuestro país y con el Estado presente”.

Puntualmente, el Sistema Riachuelo comprende un importante colector con kilómetros de túneles para recolectar los desagües, la planta de pretratamiento para esos líquidos y un túnel subacuático, denominado emisario, de 12 km a través del cual los vertidos ya tratados serán llevados lejos de la costa bonaerense. La obra, que lleva adelante AySA con financiamiento del Banco Mundial e inversión nacional, forma parte del compromiso de la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de ACUMAR y en cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para recomponer el pasivo ambiental de la cuenca.

Se trata de la primera gran ampliación del sistema troncal de cloacas que se realiza en el área metropolitana de Buenos Aires en más de 70 años. La obra de infraestructura de magnitud va a permitir solucionar de manera integral la capacidad de transporte de desagües cloacales en dicha área, mejorando la calidad del servicio y evitando la contaminación del Riachuelo por efluentes de este tipo.
Los vuelcos de efluentes cloacales sin tratamiento constituyen una de las principales fuentes de contaminación de la cuenca Matanza Riachuelo. En esta dirección, la Autoridad de Cuenca y AySA trabajan para que estos servicios lleguen a la totalidad de los vecinos y puedan mejorar su calidad de vida y la de su entorno.

Según datos de ambos organismos, aproximadamente la mitad de la población estimada de la cuenca no cuenta con acceso al servicio cloacal. El limitado acceso a este servicio básico de saneamiento expone a gran parte de la población local a riesgos sanitarios con consecuencias directas sobre el ambiente y la salud. Se estima que el 80 % de la contaminación en la zona proviene de efluentes de origen domiciliario, mientras que el 20 % restante es de origen industrial.

Los principales impactos positivos de las obras del Sistema Riachuelo son el desdoble de la disposición de los efluentes cloacales de la actual cuenca Wilde–Berazategui, Sistema troncal, y pretratar los mismos previo a su disposición. Además traerá aparejados beneficios en la calidad del agua del área de descarga actual en Berazategui y permitirá, en el corto plazo, mejorar la prestación del servicio en el área de influencia del mencionado sistema y, a largo plazo, incorporar habitantes al Servicio de Saneamiento del Sureste del Conurbano Bonaerense mediante la cuenca de la Planta Berazategui.