Cabandié participó del ciclo de entrevistas “Conexión Política”

El ministro de Ambiente nacional trató sus inicios en la política, su rol en la cartera ambiental, la necesidad de un viraje desde un modelo productivo lineal hacia uno sostenible y se refirió a las graves quemas en el delta del río Paraná.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, participó de “Conexión Política”, un ciclo de entrevistas a personalidades de la política nacional que conduce Martín Piaggio, intendente de Gualeguaychú, Entre Ríos, que fue emitido por el canal de YouTube del Partido Justicialista del mencionado distrito.

La entrevista comenzó con un breve repaso sobre los inicios en la política del ministro de Ambiente nacional y la influencia de Néstor Kirchner en este proceso y en la sociedad. Previa irrupción del expresidente, “el Estado estaba en pleno auge neoliberal, no había expectativas de crecimiento económico, las perspectivas de futuro eran muy negativas y desde lo público y los medios, se construía una visión pesimista del país”, afirmó Cabandié y agregó: “La política era para un grupo muy selecto, y un miembro del Poder Ejecutivo nacional era una persona inalcanzable”.

Retomando esas ideas, el funcionario sumó que “en ese mar de incertidumbres apareció Néstor con una propuesta simple: había que recuperar el trabajo y la producción, sin dejar las convicciones”. También destacó que el mandatario recuperó la autoridad política de la presidencia, que a pesar de que muchos sectores querían tomar el rumbo de Argentina, él era quien conducía sus riendas, por mandato del pueblo. Asimismo, Cabandié valoró la dirección asumida durante su gestión en materia de DD.HH., que puso fin a una política “de oscurantismo” y permitió someter a la justicia a quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Sobre su rol como ministro de Ambiente, el ministro nacional destacó: “Es una tarea que asumí con mucha responsabilidad. Quiero dar solución a las problemáticas ambientales del país, y sobre todo tener la valentía y el coraje de trabajar por los más justos, con principios de justicia sin importar los intereses que se toquen”. A su vez puntualizó que cuenta con pleno respaldo presidencial, que la agenda ambiental se encuentra muy presente en el Gabinete y que, para darle solución a las temáticas ambientales más allá de su complejidad, es necesario ejercer el diálogo para lograr una concertación estratégica de intereses diversos.

Ahondando sobre el modelo productivo imperante, Cabandié aseguró que las graves consecuencias ambientales que se viven a diario en el mundo, como eventos climáticos extremos y enfermedades, son producto de “200 años de degradación ambiental, desde la revolución industrial hasta la actualidad, donde la humanidad tuvo una actitud de dominación por sobre la naturaleza”.

En sumatoria, sentenció que es necesario transformar los métodos productivos actuales hacia un paradigma de sostenibilidad, reconociendo que es un camino “que llevará tiempo, donde no existen fórmulas rápidas o mágicas, que no siempre son de confiar”. Y por otro lado, analizó que “es necesario expandir la economía para generar empleo, pero cuidando la salud de las personas y del planeta”.

En directa relación con ello, Piaggio y Cabandié profundizaron sobre las graves quemas que están aconteciendo en el delta del río Paraná. Al respecto, el ministro consideró que la problemática responde a los incendios intencionales que se hacen para mejorar el forraje y ganar terreno para la cría de ganado vacuno, es decir, con intereses ganaderos. También calificó la degradación ambiental producida como “mayúscula y preocupante” y sumó que “toda la costa del río Paraná está respirando humo hace tres meses, lo cual es irracional, no es justo”.

En un repaso sobre las medidas adoptadas por la cartera a su cargo, que incluyeron el armado de mesas de diálogo y de trabajo con las autoridades locales y otras carteras nacionales, el envío de helicópteros y aviones hidrantes y el aporte de comunicación y logística, entre otras; rescató, sin embargo, que la tutela de los recursos naturales provinciales son de los gobiernos locales. Por lo tanto, Cabandié apeló al diálogo como el facilitador de una solución de fondo e instó a la Justicia a actuar “con mayor celeridad” sobre la problemática judicial a resolver.