Cabandié: “Estamos llamados a pensar en la distribución justa de los alimentos”

Así lo afirmó el ministro de Ambiente, durante una charla organizada por FAO con motivo del Día Mundial de la Alimentación.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, formó parte del encuentro “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos en Argentina”, convocado en conmemoración del Día Mundial de la Alimentación y del 75 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) en América Latina y el Caribe. En la primera parte del panel también participaron el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

Durante su intervención, Cabandié manifestó que el presente, marcado por la pandemia de COVID-19, es “una gran oportunidad para repensar cómo vivimos” y aseguró que eso se relaciona con “los modos de producción, que también están ligados al tipo de alimentación y, por supuesto, al acceso a los alimentos”. Por eso, el funcionario explicó que para el Gobierno nacional “la prioridad y la urgencia son el acceso”, a lo que agregó: “Hemos encarado en este contexto de tantas dificultades una ambiciosa tarea de una política pública vinculada en la alimentación”.

El ministro de Ambiente también indicó: “Estamos llamados a pensar en la distribución justa de los alimentos, que no es más que la distribución justa de los ingresos, pero también en el tipo de alimentación. Por eso encaramos, desde el Ministerio de Ambiente, el programa Casa Común, que entre sus componentes busca fomentar y favorecer la producción agroecológica”. Complementariamente, destacó la política pública llevada adelante por el Ministerio de Desarrollo para revertir el desarraigo y finalizó al subrayar la importancia de variar la dietas, combatir la desnutrición y trabajar contra la malnutrición.

A su turno, Arroyo detalló tres ejes centrales del trabajo llevado a cabo a través de la iniciativa Argentina contra el Hambre: “Uno es el tema del hambre y la malnutrición; el segundo es el tema del trabajo y la producción de alimentos; y el tercero es la integración de los barrios pobres y la nutrición”. A esto agregó que el país, en el marco de la pandemia, “pasó de 8 a 11 millones de personas que reciben asistencia alimentaria”, e indicó que “de los 94 mil millones de pesos que ejecutamos en los primeros diez meses del año, 74 mil son la tarjeta alimentar, la que generó una política extensiva”, destinada a la compra de alimentos.

Por otro lado, si bien reconoció “que hay una cobertura importante”, también dijo: “El problema que tenemos es con la calidad nutricional”. Explicó esto en función de que “Argentina claramente tiene un problema inflacionario y de costo de los alimentos, lo que ha empeorado la calidad nutricional”, y también se relaciona con “la pérdida de ingresos de varias familias”. Por eso, valoró el trabajo que se desarrolla a través de Argentina contra el Hambre, señaló que se lo concibe desde el punto de vista de la producción de alimentos y describió algunas experiencias realizadas junto a organismos del sistema de ciencia y tecnología para bajar el costo de los alimentos.

A su turno, Tolosa Paz aseguró que “la pandemia puso de manifiesto las tremendas desigualdades sociales que ya tenía la Argentina” y afirmó que en el país “debe darse una discusión con algo que está muy en el tapete y que es el acceso a la tierra”. Explicó que al inicio de la gestión el problema central “en lo emergente y en lo urgente, era nivelar los ingresos de los sectores más desprotegidos”, de ahí la implementación de la tarjeta alimentar, pero señaló que “no basta solamente con nivelar ingresos”. Por eso fundamentó la importancia de un programa de acceso a la tierra, que permitan incentivar otras formas de producción de alimentos.

El objetivo del evento, realizado de manera virtual, fue destacar la integralidad que reviste el sistema alimentario y la necesidad de fortalecerlo para que sea más inclusivo, eficiente y sostenible. Al mismo tiempo, se constituye un abordaje estratégico para la recuperación de la pospandemia como un sector generador de salud, empleo y divisas.

La reunión formó parte de un encuentro más amplio, que tendrá continuidad los días 5 y 6, en el marco de un seminario virtual que incluye actividades en paralelo en diversos países de la región.

También participaron Carmelo Gallardo, especialista en Seguridad Alimentaria a cargo de FAO en Argentina; Roberto Valent, coordinador residente de ONU en Argentina; Agustín Salvia, director de investigación del Observatorio de la Deuda Social Argentina; María José Tesoro, directora de Sustentabilidad y Medioambiente del Ministerio de Ambiente la provincia de Buenos aires; y Andrea Graciano, presidenta de la Federación Argentina de Graduados en Nutrición. Los dos bloques en los que se realizó el conversatorio fueron moderados por Elizabeth Kleiman, asesora de Seguridad Alimentaria y Nutricional de FAO en Argentina y Leila Schein, co chair de la Red Iberoamericana de Ciclo de Vida.