Buscan recuperar la cultura del trabajo en las escuelas

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada y su par de Educación Alberto Sileoni, cerraron el pasado 27 de mayo el taller regional del Proyecto “Construir Futuro con Trabajo Decente”, una iniciativa conjunta de los gobiernos argentino, chileno y uruguayo que cuenta con el respaldo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Del encuentro participaron especialistas en educación y trabajo de cinco países latinoamericanos donde intercambiaron experiencias para incluir en las currículas y en las aulas la noción de “trabajo decente”, a nivel regional.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada y su par de Educación Alberto Sileoni, cerraron el pasado 27 de mayo el taller regional del Proyecto “Construir Futuro con Trabajo Decente“, una iniciativa conjunta de los gobiernos argentino, chileno y uruguayo que cuenta con el respaldo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Del encuentro participaron especialistas en educación y trabajo de cinco países latinoamericanos donde intercambiaron experiencias para incluir en las currículas y en las aulas la noción de “trabajo decente“, a nivel regional. El acto se llevo a cabo en el Salón Leopoldo Marechal del Palacio Sarmiento, ubicado en Pizzurno 935, de la ciudad de Buenos Aires. El jefe de Educación explicó la relación entre el objetivo del Programa “Construir Futuro con Trabajo Decente” y la formación docente, para que en el aula se trabaje el nuevo concepto.

El término “trabajo decente” fue propuesto por Juan Somavía, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1999, dijo Marcelo Soto, subsecretario de Trabajo de Chile, al término de la jornada.

Esa expresión, agregó, establece “las características que debe reunir una relación laboral que cumpla con los estándares internacionales, de manera que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana”. La iniciativa que reunió a decenas de funcionarios y técnicos en la sede del Ministerio de Educación, fue impulsada en 2006 por los gobiernos de Argentina, Uruguay y Chile.

Además cuenta con la participación de Brasil y Paraguay y el respaldo de la OIT, que estuvo representada en esta oportunidad por Guillermo Miranda, su director regional adjunto.

Al término del seminario, Sileoni dijo que “hay que recuperar el valor del trabajo pero del trabajo decente, digno y con seguridad social“, y añadió que “eso tiene sentido si sucede desde las aulas“, por lo que destacó la importancia de trabajar con los docentes.

Tomada coincidió en la necesidad de “llevar a las escuelas esta idea del trabajo decente y la defensa de los derechos y principios fundamentales del trabajo”.

“Este programa es un aporte a la recuperación de la cultura del trabajo“, señaló en relación al plan educativo que en Argentina se aplicará en las escuelas de todos los niveles y modalidades, por acuerdo del Consejo Federal de Educación.

Durante las dos jornadas se expusieron experiencias (encuestas, actividades en los medios de comunicación, concursos de afiches) donde los alumnos aprenden y toman conciencia de los derechos que tienen en el mundo del trabajo.

También se compartieron experiencias escolares en torno al problema del trabajo infantil, en busca de una toma de conciencia del niño y su propia familia, en lugares donde este problema social forma parte de la misma cultura