Bullrich dio detalles del operativo “Papa Lavada”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, junto con el jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Alejandro Itzcovich, y el diputado nacional, Guillermo Montenegro, brindaron detalles sobre la desarticulación de una organización criminal dedicada al acopio, venta y distribución de cocaína, cuya base de operaciones estaba en la localidad de Batán, situada a unos 15 kilómetros de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.


El evento, que contó con la presencia del secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, el titular de la Unidad de Coordinación General, Gerardo Milman, los subsecretarios de Lucha contra el Narcotráfico, Martín Verrier, y de Políticas de Seguridad e Intervención Federal, Darío Oroquieta, y el director nacional de Investigaciones, Rodrigo Bonini, tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional Astor Piazzolla de Mar del Plata, ubicado sobre la Autovía N° 2 kilómetro 398.

Bajo la coordinación de funcionarios de la Dirección Nacional de Investigaciones – dependiente de la Secretaría de Seguridad –, los uniformados de la PSA realizaron 23 allanamientos en domicilios ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en distintas localidades de las provincias Buenos Aires y Salta: tras las requisas, siete narcos fueron detenidos y se secuestraron casi 115 kilos de cocaína, 1.500.000 pesos y más de 65.000 dólares.

Durante la investigación, iniciada hace 17 meses junto a la Fiscalía Federal N°2 de Mar del Plata a raíz de una denuncia anónima, se pudo determinar la existencia de maniobras ilícitas por parte de varios integrantes de una familia de origen extranjero con asiento en la zona de Batán. Bajo la fachada de una actividad frutiohortícola, los mismos trasladaban droga por vía camiones desde la localidad salteña de Orán hacia la localidad bonaerense de Escobar.

Asimismo se detectaron varios puntos de comercialización y distribución utilizados por la organización criminal en todo el país; los intercambios de sustancias y dinero se realizaban en la vía pública, para luego distribuir los estupefacientes en CABA, Bahía Blanca, Punta Alta y Mar del Plata.

Tras documentar la entrega de un cargamento, el personal policial realizó un seguimiento e interceptó una camioneta en la que viajaba la principal sospechosa junto a otras tres personas y logró secuestrar 67 ladrillos de clorhidrato de cocaína. Luego se concretaron los allanamientos mencionados.

Como resultado de los operativos, los efectivos incautaron 111 ladrillos de cocaína con un peso total de 114,755 kilos; 31 kilos de bicarbonato de sodio y 23 cajas de dicha sustancia; 267 kilos de hojas de coca; 1.511.844 pesos, más de 2.000.000 de guaraníes y 65.400 dólares. Además decomisaron 10 vehículos, dos armas de fuego, 40 celulares; varios elementos electrónicos y de utilización para el fraccionamiento de la droga, y documentación de interés para la causa.