Buenos Aires: transformación en autopista de la RN8

La obra servirá para beneficiar a más de 33.000 personas por día y dinamizar una de las regiones más productivas de la provincia.


La construcción de la autopista Pilar-Pergamino es uno de los proyectos de infraestructura vial más ambiciosos actualmente en ejecución en la provincia de Buenos Aires.

Su transformación hoy evoluciona a buen ritmo a lo largo de distintos frentes de obra y presenta un avance promedio cercano al 80%.

Uno de ellos se desarrolla entre San Antonio de Areco y Capitán Sarmiento donde se realizan tareas de pavimentación final sobre la variante del corredor en San Antonio de Areco y la construcción del distribuidor de enlace con la RP41.

Además, se avanza con las últimas tareas de iluminación en los distribuidores, así como la colocación de pintura termoplástica, señalamiento y cartelería a lo largo de todo el tramo.

Por otro lado, en la variante de Capitán Sarmiento, evoluciona la construcción de colectoras y la instalación de una base granular y otra asfáltica. Además, se instala el sistema de iluminación en el nuevo distribuidor, junto con tareas de pintura termoplástica y cartelería.

La RN8 es un corredor central para nuestro país, por donde se mueven hacia los puertos y los centros de consumo gran parte de la producción agro-ganadera del norte bonaerense y el sur santafecino, una de las regiones más fértiles y productivas de Sudamérica. Su transformación en autopista constituirá una vía rápida y directa para el traslado de esta producción regional a un costo notablemente inferior.

“La autopista Pilar-Pergamino es una de las obras más ambiciosas y exigentes desde el punto de vista técnico que tenemos en marcha en la Argentina. Potenciar una obra pública de esta magnitud no sólo contribuye a mejorar el tránsito y la productividad, sino que crea cientos de puestos de trabajo directo y un notable efecto movilizador de las economías locales.” Gustavo Arrieta, administrador general.