Buenos Aires: se habilitó la nueva variante de San Antonio de Areco

El tramo inaugurado forma parte de la mega obra de autopista entre Pilar y Pergamino que sigue creciendo en la provincia y que transformará definitivamente el corredor de la RN8.


El presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, inauguraron la nueva variante de la RN8 a San Antonio de Areco, que ya se encuentra habilitada para todo tipo de vehículos. El tramo habilitado se desarrolla entre el arroyo de San Andrés de Giles, Km 104,4, y el puente sobre el arroyo Gómez, en el Km 116,9.

La nueva infraestructura se extiende a lo largo de 12,6 km de este importante corredor del norte bonaerense y se desarrolló en el marco de la mega obra de la Autopista Pilar-Pergamino, que comprende un total de 167,5 kilómetros divididos en nueve tramos.

La habilitación de la variante de San Antonio de Areco se suma a los 22,9 kilómetros habilitados en junio de 2021, correspondientes a la variante de Pergamino; y a los 33 kilómetros habilitados en octubre del año pasado entre las ciudades de Capitán Sarmiento y San Antonio de Areco.

De esta manera, suman 68,5 los kilómetros habilitados durante la actual gestión, al tiempo que entre 2015 y 2019 se habilitaron 35,1 kilómetros. Los kilómetros restantes, un total de 63,8 kilómetros, se encuentran actualmente en ejecución.

La obra de autopista entre Pilar y Pergamino incluye la construcción de un doble carril por sentido de circulación, accesos dinámicos a las ciudades, señalización inteligente para reducir el índice de siniestros y variantes para que el transporte pesado no ingrese a las áreas urbanas.

La nueva autopista de la RN8 es una de las obras viales más importantes que el Gobierno nacional actualmente tiene en ejecución en una de las zonas de mayor potencial productivo -agrícola e industrial- del país.

La transformación total de este corredor troncal beneficiará a más de 33.000 usuarios por día, optimizará la circulación y el traslado de ómnibus y camiones de larga distancia.

“Con esta nueva habilitación estamos un paso más cerca de culminar una de las obras más emblemáticas y de mayor impacto productivo en la historia de la provincia de Buenos Aires”. Gustavo Arrieta, administrador general.