Buenas prácticas para la contribución de los ODS desde una perspectiva de Derechos Humanos


Buenos Aires, 6 de septiembre de 2018

El miércoles 5 de septiembre, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Naciones Unidas desarrollaron una jornada de diálogo sobre las acciones que contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) desde una perspectiva de derechos humanos.

La actividad, denominada "No dejar a nadie atrás: Buenas prácticas para la contribución de los ODS desde una perspectiva de Derechos Humanos", estuvo dirigida a funcionarios/as nacionales y locales, organizaciones de la sociedad civil y academia. Contó con la presencia del Secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, Mariano Coriolano, miembro del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), Gabriela Agosto, así como también funcionarios públicos de distintas carteras y organizaciones de la sociedad civil.

La jornada tuvo como objetivo identificar buenas prácticas de políticas públicas que contribuyen a los ODS 5 (Igualdad de género), ODS 10 (Reducción de las desigualdades), ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas) y ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos) desde una perspectiva de derechos humanos.

Por su parte, las organizaciones de la sociedad civil tuvieron un rol preponderante al resaltar la importancia de la inclusión de la ciudadanía en la implementación de la Agenda 2030 construyendo canales de diálogo y participación. Asimismo, analizaron los desafíos que hoy existen y los aspectos que deben tenerse en cuenta para profundizar el trabajo y alcanzar los objetivos planteados.

La Agenda 2030 se inspira en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y se encuentra basada en tratados internacionales de derechos humanos. El compromiso con estos derechos está reflejado en el principio de no discriminación y en el objetivo de "No dejar a nadie atrás". Los 17 Objetivos se encuentran basados en los derechos humanos mínimos e indispensables para el desarrollo social, promoviendo la dignidad de las personas, el estado de derecho, la justicia, la igualdad y la no discriminación.

La Resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de junio de 2017 solicita la recopilación de buenas prácticas, desafíos, experiencias adquiridas y recomendaciones en materia de incorporación de los derechos humanos a las políticas públicas, con vistas a contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.