Buenas prácticas para el ahorro energético en verano

Las altas temperaturas aumentan la demanda de energía eléctrica. El ENRE propone adoptar algunos hábitos para ser más eficientes con nuestro consumo, hacer un uso responsable de la energía y ahorrar dinero en las facturas de electricidad.


Cuidar la energía en nuestros hogares es una tarea que está al alcance de todos y todas; tan solo debemos realizar pequeñas modificaciones en nuestros hábitos diarios y tener en cuenta que a la hora de hacer un cambio –como una nueva compra, un arreglo en el hogar o modificación– se debe pensar en términos de eficiencia energética y ahorro. Para ayudarte en esta tarea te acercamos algunos consejos y datos que te servirán de guía para mejorar tus hábitos de consumo energético y lograr la eficiencia energética.

Equipos de aire acondicionado

  • Fijá la temperatura a 24 °C. El consumo eléctrico de algunos equipos aumenta hasta un 8% por cada grado inferior a ese umbral.
  • Cuando el AA esté encendido, cerrá puertas y ventanas para evitar el ingreso de aire exterior al ambiente climatizado.
  • Apagá el equipo de AA cuando abandones dicho ambiente.
  • Si estás por comprar un equipo nuevo, contrastá su capacidad de climatización con las necesidades del ambiente que buscás climatizar.

Ventiladores

Presentan tres grandes ventajas:

  • En determinados ambientes, los ventiladores (preferentemente de techo) pueden mantener un adecuado confort, e incluso producir una sensación de descenso de la temperatura de entre 3 y 5° C.
  • Prácticamente no necesitan mantenimiento.
  • Consumen menos kilovatios por hora que un equipo de aire acondicionado: casi ocho veces menos en el transcurso de un fin de semana.

Heladera

  • No dejes la heladera abierta más de lo necesario: mientras más frío pierde, más energía consume en reponerlo. Además, verificá el estado de los burletes de las puertas.
  • Evitá guardar alimentos calientes: la heladera consume más energía para enfriarlos.
  • Descongelala regularmente. El exceso de consumo comienza cuando las paredes interiores acumulan hielo.
  • Asegurate de que se encuentre ubicada en un lugar fresco, ventilado, alejado de hornos y otras fuentes de calor. La parte trasera y los laterales deben estar a 15 centímetros de la pared.
  • Los modelos No frost cuentan con un sistema interno de circulación continua de aire que evita la formación de escarcha.

Lavarropas

  • Usá el lavarropas en la capacidad máxima aconsejada por el fabricante: si vas a lavar pocas prendas, utilizá el programa económico.
  • El agua caliente consume un 80% más de energía: preferentemente lavá con agua fría.

Ante cualquier duda, utilizá la calculadora del ENRE para medir y comparar los consumos de distintos electrodomésticos.