Bibliotecas escolares y estrategias de promoción de la lectura


Durante el mes de Mayo la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM) del Ministerio de Educación de la Nación organizó una serie de jornadas de capacitación a través del sistema de comunicación de videoconferencia, en la que participaron docentes, estudiantes y bibliotecarios de todo el país, se compartieron experiencias de promoción de lectura que habían sido destacadas en el concurso VivaLectura 2018.

La experiencia de promoción de la lectura Biblioteca Lobo, ¿estás?: un espacio de lectura para nuestra Escuela Media y nuestra Sala Maternal, por ejemplo, apunta a que las y los estudiantes de la escuela secundaria continúen sus estudios y da una respuesta para resolver el problema de la deserción por causa de maternidades o paternidades adolescentes. Consiste en una iniciativa de convivencia institucional, donde distintos niveles educativos se integran, a través de la lectura compartida entre bebes y adolescentes alumnos.

Este proyecto, que ganó un Primer Premio en el concurso VivaLectura 2018, se realiza en la Escuela de Comercio N° 18 “Reino de Suecia”, situada en Parque Patricios, Ciudad de Buenos Aires, donde funciona desde 2015 la Sala Maternal “Huellitas del Reino”. A la sala asisten bebés, niños y niñas de entre 45 días y 3 años, hijos de alumnas madres.

Vincular a los bebes y a los adolescentes en torno a la poesía fue el desafío. Para ello se generó un espacio especial en las Bibliotecas, partiendo de la base de que los bebes, si bien no leen las letras, leen todo el mundo que los rodea, construyen significados y disfrutan de la poesía a través de los arrullos.

La propuesta se lleva a cabo a partir de materiales como poesías y libros álbum de diversidad estética que equilibran las palabras y las imágenes. Esta experiencia invita a trascender la lectura académica y promueve el acercamiento en conjunto a los libros, por placer.

“Tuvimos visitas inspiradoras a otras bibliotecas, con alumnas madres y alumnos padres que comparten momentos con sus hijos, y refuerzan su doble identidad, como estudiantes y como padres y madres” aseguró, en la videoconferencia, la docente que narra la experiencia.

A su vez, la profesora contó que el armado del espacio generó mucha curiosidad entre todos los estudiantes, quienes se sumaron a la propuesta de lectura compartida. “Es increíble ver cómo se genera un vínculo amoroso entre bebes y adolescentes” destacó la docente.

Para implementar la iniciativa se trabajó previamente en las aulas, conectando a docentes de distintas disciplinas. Los estudiantes participaron activamente en la selección de cuentos para ofrecer actividades en el espacio de la biblioteca. Además, se desarrollaron talleres de lectura vinculados con la Educación Sexual Integral (ESI) destinada a la propuesta a la sala Huellitas.

Otras de las experiencias compartidas en la videoconferencia se originó sobre el interrogante acerca de cómo puede el maestro despertar en otros el deseo de leer, si este no tiene un buen vínculo con la lectura. En este sentido, se desarrolló un proyecto en el marco del Instituto de Formación Docente N° 90, Verónica, provincia de Buenos Aires, que se denominó “Leo, luego existo. Biblioteca ambulante”, y fue destacado con Mención Especial en el concurso VivaLectura 2018.

La propuesta se centra en la importancia de trabajar tempranamente con literatura infantil en el contexto de formación docente, en relación no sólo con las obras literarias sino con las prácticas de lectura y escritura en el aula. “Los Maestros en Formación no pueden esperar a estar en sus puestos de trabajo para conocer lo que prescriben las Políticas Públicas como el Diseño Curricular o los Programas de Lectura y Escritura del Ministerio de Educación, sino que deben formarse como mediadores de lectura, buscando también, la posibilidad de formarse a sí mismos, como lectores” señaló la docente que presentó el trabajo que vienen desarrollando de manera sostenida desde 2011.

Esta experiencia se implementa en una zona rural, caracterizada por escuelas en contexto de aislamiento. A través de una Biblioteca Ambulante con material seleccionado especialmente por los docentes en formación, se recorre las escuelas rurales, y se les acerca a los niños y niñas el libro como objeto cultural.

Entre las estrategias practicadas por los docentes en formación se prioriza la recomendación de libros en diálogo con los alumnos, la lectura en voz alta, la utilización de susurradores, la recreación de historias a través de títeres, la renarración de las historias escuchadas, la socialización y el intercambio de lo leído, entre otras intervenciones de acercamiento a los textos.

Durante la videoconferencia organizada por la BNM también se presentaron las experiencias que obtuvieron distintas menciones en el certamen VivaLectura 2018, de la Escuela Provincial de Comercio de Nonogasta, La Rioja: “El club de lectura: viajando entre letras" y “Los libros muerden” de la Escuela Nº 3173 Nuestra Señora de Pompeya, Rosario, Santa Fe.

La BNM rescata y difunde estas iniciativas que facilitan el camino hacia la lectura como una condición necesaria para el acceso al universo de propuestas culturales. Su objetivo es hacer visible el trabajo realizado en el país, alentando iniciativas de inclusión e integración de los niños, niñas y jóvenes a la lectura en el marco de un escenario federal. Para ver en detalle las experiencias de promoción de lectura que participaron del concurso VivaLectura 2018 hacer clic aquí.