Bergman participó en la carrera para concientizar sobre la separación de residuos


El secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable, rabino Sergio Bergman, participó en la Carrera Verde 2018; una competencia de 4 kilómetros organizada por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño que buscó generar conciencia sobre la importancia de separar los residuos y contribuir a tener una ciudad más sustentable.

Al término de la competencia, Bergman señaló: “Hoy estamos en esta nueva edición de la Carrera Verde acompañando al Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad con el que estamos trabajando para todos los argentinos en este desafío de ciudades sustentables” y explicó que “este es un programa que la Secretaría de Ambiente de la Nación viene desarrollando a partir de la consigna que Buenos Aires es la ciudad de todos los argentinos y sus buenas prácticas pueden ser transferidas”.

Además se refirió a la carrera: “Esta iniciativa toma la idea de correr la Ciudad a través de dos circuitos que tiene que ver con el reciclado, la reducción y la reutilización de todos aquellos recursos que no tienen que ser basura sino residuos que reutilicemos”. “Esta es una oportunidad para disfrutar y educar ambientalmente y, en definitiva, es para que todos vivamos mejor”, concluyó el secretario.

Por su parte, Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo: “Esta es una acción más, tendiente a concientizar a los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires de la necesidad de separar, pero sobre todo, de cuidar nuestro ambiente”. Al tiempo, expuso: “Todos los días, sin darnos cuenta, dañamos y agredimos a nuestro entorno y es importante que tomemos conciencia de eso”. “La convocatoria fue excelente, superamos los 4000 inscriptos y cada día es más la gente que termina en menos tiempo”, finalizó el ministro.

El recorrido

A diferencia de una competencia tradicional, la Carrera Verde tuvo dos circuitos: uno para los “reciclables”, identificado con el color verde, y otro para los “orgánicos”, representado por el negro. De esta manera, los corredores fueron divididos en estos dos equipos y compartieron el mismo punto de partida, aunque hubo dos puntos de llegada.

La largada fue en Avenida de Mayo, entre Bolívar y Perú. Luego, los reciclables continuaron por la avenida Leandro N. Alem hasta la avenida Córdoba, más tarde pasaron por la calle Carlos Pellegrini para emprender el último tramo por la avenida Presidente Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte), donde se encontraba la meta, llegando a Plaza de Mayo.

Los orgánicos, en tanto, fueron por la avenida Paseo Colón, luego por la avenida Independencia, siguieron por la calle Bernardo de Irigoyen hasta ingresar en la avenida Belgrano. Continuaron por Belgrano hasta la avenida Julio Argentino Roca (Diagonal Sur), donde se situó su llegada, también cerca de Plaza de Mayo.